Resultado de Busqueda:

Agua bendita en Relatos eroticos de Infidelidad

Video Porno de: Maduras

septiembre 24th, 2013 >> Relatos Eroticos

Agua bendita en Relatos eroticos de Infidelidad (relatos eroticos )

» Relato Erotico: Agua bendita en Relatos eroticos de Infidelidad

Agua bendita en Relatos eroticos de Infidelidad (relatos eroticos )

Mientras tomamos el café pienso en cómo he mentido a mi marido, diciéndole que nunca había estado con otros hombres. Para qué se lo voy a contar si no tuvo importancia, ahora pienso que no lo tuvo , pero cuando ocurrió sí me afectó.
Lo de Bea es otra historia , fuimos los dos los que tuvimos que estar con ella. Es Pablo el que comenta: – ?Ha mandado un mail que vendrá la semana que viene?-
-?Pues ya puedes hacer una provisión de pastillas que no es lo mismo cumplir con una con la que estás todos los días, que con dos. ¿ Crees que vendrá con hambre atrasada??- – ?Creo que no, ahora anda con uno de cincuenta que la debe dar caña. Pienso que viene por cariño, porque le apetece estar con nosotros?-
Pero lo del otro hombre ocurrió antes, bastante antes.
Hay que vivir lo que vivimos entonces, no soy una puta, pero…era joven y atractiva, junto a un ambiente que se cargaba de erotismo.
Estudié con Bea informática, una técnica que empezaba, me volví a quedar en estado, tuve otro hijo. Y allí estaba con veintipocos y madre de dos criaturas.Seguía delgada pero los senos habían aumentado de los casi 85 había pasado a los casi 90.
La democracia había llegado a España y con ella la movida y el destape, un país reprimido se convirtió en un lugar cargado de libertad y erotismo.
A mí me salio trabajo en un banco , me vinieron a buscar, era de las pocas personas que sabía montar sistemas. A parte del sueldo, nos dieron un crédito estupendo con el que pudimos comparar el piso donde vivimos en Madrid. Pablo acababa de ganar las oposiciones a profesor de instituto, nos iba todo de color de rosa.
Para los jóvenes Enmanuelle no es nada, para mi generación fue un mito. Yo me daba un aire a Silvie Kristel, que acentuaba cortándome el pelo y vistiendo como ella. Estaba guapa y me lucía.
Bea se había casado con Juan, un hombre guapo, inteligente y encima rico Tenía una constructora que se dedicaba a la obra pública y a la vivienda, no era de las más grandes pero sí lo suficiente para tener pasta por tubo. Nos llevábamos bien. Enseguida tuvieron dos niñas, nos reíamos con casar a nuestros hijos cuando se hicieran mayores. Solíamos pasar cuatro días juntos de vacaciones, en su velero, liberales , tetas al aire, cada una con su chico, pero con el morbo de hacer el amor oyéndonos , mientras los pequeños quedaban con sus abuelos. Pudimos liarnos pero no lo hicimos.
Yo acababa de cumplir los treinta, a la vuelta de vacaciones, yo estaba morena, con ese dorado que se nos pone a las de piel clara. Había acudido a la oficina central con un vestido escotado, no mucho pero sí lo suficiente para que cuando me incliné para saludar al director de desarrollo, responsable de mi trabajo, él pudiera ver mis tetas sin sujetador, todas morenas, de hacer topless.
Me di cuenta que le ponía nervioso y me salió la vena perversa y coqueta que todas tenemos. Mientras hablábamos del trabajo del próximo trimestre, dejé que echara una buena visión a mis piernas y hasta jugué a que se empapara del paisaje de mis pequeñas braguitas. Yo estaba bien atendida sexualmente en casa, follaba con Pablo unas tres veces por semana, pero Antonio, con sus cuarenta seductores cargados de poder, se convirtió en una fantasía erótica.
Desde aquel día me encantaba seducirle, me vestía con cuidado cuando tocaba ir a verle, buscando estar atractiva e incitante. Yo le calentaba a él , pero yo también llegaba a casa caliente y jodía con Pablo que estaba feliz con los ardores de su mujer después de nueve años casados.
Llegó la fiesta de fin de año en el banco, era una cena con baile, yo no era jefa pero trabajaba en un tema importante así que me tocaba acudir. Elegí un smoking de seda negro con un top blanco, un collar de lapilazuli que me dejó Bea y unos pequeños pendientes a juego. Con los tacones altos de aguja estaba espectacular. Las mujeres , excepto la esposa del director general y el de sucursales, eran las secretarias de confianza. Había una intimidad a la que yo era ajena, la única profesional casi jefa común a casi todas las dependencias.
La mujer del director general, una rubia teñida en los cincuenta conocía a mi madre, estuvo dándome cháchara durante un buen rato hasta que empezó el baile. Creo que bailé con casi todos, por no decir todos, los hombres. Estaba pletórica, tanto que mis pezones se habían puesto duros como piedras. Llegaba la hora de retirarse, en un aparte, Antonio me dijo en voz baja:- ? Pilar, tengo un notición que darte. Yo estoy en la habitación 402. Pasa si quieres , pero que no te vea nadie. Es un secreto.?- Yo tenía que volver a casa, Pablo me esperaba con los niños, pero …hice que salía y me quedé en el hotel. Estaba bien caliente, me sentía una mujer capaz de cualquier cosa. El darme cuenta que había atraído a varios de los altos ejecutivos del banco, el aroma del poder, todo había influido en mi libido, así que antes de llamar a la habitación de Antonio, me quité el top, dejando sólo la chaqueta , cerrada sí, pero desnuda debajo.
Me abrió, me dio un beso en la mejilla, con sus labios casi rozando los míos, yo suspiré y entonces me abrazó, y me besó de verdad, pegándome a su cuerpo. Noté la polla dura contra mí. – ?¿Qué tenías que contarme??- dije al separarnos, la chaqueta se había abierto mostrando mi cuerpo desnudo con mis pechos y los pezones enhiestos prácticamente al aire. – ?Se va a crear la dirección de sistemas e informática y tu eres candidata. Hoy era una prueba para ver como te desenvolvías en el ambiente y que todos te fueran conociendo. Lo de la mujer del padre prior amiga de tu madre es un punto…..pero tienes que hacer buena letra los próximos meses.?- No lo pensé, me salió de dentro, las ansias de poder y dinero, el atractivo de Antonio, con su bronceado de golf y playa, sacó una puta que había en mí. Me quité la chaqueta, sólo en pantalones, me paré ante él y con un susurro seductor musité: – ?¿ Cómo de buena letra??- Se abalanzó sobre mí, sus manos , su boca recorría mi cara, mis pechos, totalmente loco. Yo estaba entregándome a una ola de lujuria que me llenaba….me vi en el espejo ?…una hembra a punto de ser devorada por el macho, no sé como fui capaz de decir: – ? No puedo…hoy no puedo….me están esperando mis hijos en casa. Tenemos tiempo …por favor?- Me separé de él, me miró con ojos de loco poseso, se agarró el bulto que deformaba sus pantalones. – ? Y ¿ con esto qué hago?….Me has puesto a mil. ?- – ? Hoy no puedo, es muy tarde, pero tenemos tiempo…..otro día..?- me sentí culpable de haberle puesto tan cachondo , me sentí una puta calientapollas- ?Anda , ven aquí. No te voy a dejar así, sería cruel?-
Mi experiencia de hacerle pajas a mi marido de novios me había convertido en una sabia masturbadora. Le saqué la verga, dura como una piedra y la meneé con habilidad, él estaba extasiado, cuando me di cuenta que iba a correrse , cogí un vaso ancho que había encima del tocador y lo enfilé a su glande, allí derramó su leche abundante. Mientras se quedaba temblando, me acerqué al frigorífico, saqué hielo y una botella de vodka y lo añadí a su semen. – ?Has oído de la leche de pantera, esto es leche de tigre?- bebí un trago después de remover con el dedo.- ? ¿ Quieres probarlo??- tomé otro sorbo, dejando un culo para Antonio. -?Qué puta eres…..me debes un polvo?- – ? Nos lo debemos…..otro día?- me puse el top, la chaqueta , el di un beso light en los labios, y salí. No había nadie de la empresa cuando cogí un taxi y me fui a casa. Pablo dormía tranquilo en la cama, llevaba sólo el pantalón del pijama. Me desudé, me acosté a su lado, busqué su verga en la bragueta abierta, la saqué y la acaricié hasta que se puso dura y mi marido despierto. – ?Ponte boca arriba?- le pedí, la polla apuntaba al techo, le cabalgué ardiendo hasta que me corrí, él tardó más que yo, así que seguí mi galopada ensartada hasta que se derramó en mí, tocándome el clítoris le acompañé en el estallido del placer. Llegaron las navidades y el fin de año, no vi a Antonio, el trabajo bajó con las fiestas. Después de Reyes sólo estuvimos juntos en una reunión, yo me veía cada día más directora. Juan nos propuso ir con ellos a Lisboa, tenía que ver unos terrenos y juntarse con una empresa portuguesa para intentar comprarla. Él tenía reuniones mientras Bea, Pablo y yo recorríamos la ciudad y sus alrededores, no juntábamos al anochecer para tomar una copa y cenar. Fue la última noche , tras volver del casino, cuando tomando una copa, Juan me dijo algo, que me sentó mal, francamente mal. – ?Pilar, Bea me ha contado que crees te están tanteando para ser directora. Sé que no te va a gustar lo que voy a decirte. NO LO VAS A A SER. Eres mujer, y además atractiva y su mundo es muy machista y no van a aceptar una directora mujer. ?.Es así, aunque parezca otra cosa….procura jugar hábil para que no te dejen con ese culo tan bonito al aire.?- – ? La verdad, Juan que tienes una lengua de víbora. Y te das una maña para joder ?..?- dijo Bea indignada – ?Maña para joder me doy y lengua de serpiente sí tengo y bien que te gusta cuando me bajo al pilón?-le contestó su marido- ? Pilar es mi amiga, sé como funciona estos asuntos y creo que le pueden hacer daño si pone muchas ilusiones. Pero vamos a dejarlo y vamos a ver cómo se me da eso de joder?- Nos separamos para ir cada cual a su habitación, yo me había quedado preocupada, Pablo tranquilo , sólo me comentó que no echara en saco roto la advertencia de Juan, él sabía de enseñanza pero nuestro amigo dominaba el mundo de las empresas, y al besarme mientras sus manos me acariciaban a través de la tela del vestido, me susurró- ? Me ha encantado eso de bajarse al pilón, podemos probar.?- No lo habíamos hecho nunca, a mi sólo me había comido el chocho Silvia, y en di cuenta que me apetecía un montón. – ?Me parece una idea perfecta. ¿ Quieres que me lo lave??- -? No, prefiero sentir su sabor después de un día , un sabor a hembra?- Me desnudé , él hizo lo mismo, no hubo ninguna caricia previa, los dos queríamos empezar de una manera fría, científica. Me tumbé en la cama, dejando las piernas fuera . Pablo se arrodilló entre ellas y sin más me agarró los muslos y acercó su boca a mi sexo. Fue una lamida lenta por toda la boca del coño, la repitió, lo volvió a hacer. Con la lengua aró mi chocho, y ahí empecé a disfrutar de verdad. Sus lamidas eran cada vez más rápidas, más profundas, yo gemía, y él había encontrado el ritmo de darme placer. La punta de su lengua entró entre mis labios íntimos tanteando el principio de mi vagina, jugó conmigo y yo estaba ardiendo. Soltó mis piernas y con dos dedos de una mano me penetró, con la otra dejó al descubierto mi clítoris, apenas lo besó tres veces me vine, pero siguió. Con los dedos dentro jugando como si fuera un pene siguió chupando y lamiendo mi botón rosado. No sé las veces que me vine, sólo que mis gemidos se habían convertido en gritos de placer y se levantó , cogió mis tobillos los puso en alto, me abrió y me la clavó. Su polla me llegó al fondo, agarré la sabana y la mordí, no podía más, sus embestidas era salvajes, yo seguía en un orgasmo volcánico cuando descargó su leche. Nos quedamos abrazado, sudorosos, felices. – ?Creo que necesito practicarlo más. A mi me ha gustado y ¿ a ti??.- – ?Cabrón casi me matas de gusto.? – fue todo lo que acerté a decir. Desde aquella noche en Lisboa, el comerme el coño se convirtió en una de nuestras actividades favoritas.Pablo siempre fue bueno aprendiendo , e igual que yo creo soy una buena mamadora de pollas , él es un sabio en comer coños. – ? ¿ Qué copa quieren??- nos pegunta el camarero sacándome de mis recuerdos. Dejo que elija mi marido, me apetece estar un poco bebida, me encanta verle, tan guapo, tan dulce, tan macho. – ?Dos gin tonic de Bombay?- sabe que me encanta. ¿Cómo pude ser tan tonta, tan ambiciosa, tan puta para engañarle?. Por que le puse los cuernos con Antonio . Sacábamos intimidad para meternos mano, él me besaba, me tocaba las tetas y el coño en cuanto nos quedábamos solos, yo le masturbaba, le ordeñaba con pajas rápidas que recogía en su pañuelo. No follábamos , no teníamos tiempo, ni donde, y quizás ese sexo sin penetración nos calentaba más, esperando ese polvo que ambos sabíamos nos íbamos a echar. ¿Qué me ocurría? Creo que fue una mezcla de hechos y circunstancias, por un lado los años que llevábamos de pareja , por otro la ambición profesional, estaba en juego una dirección en el banco, también el encanto del poder, Antonio era un hombre que mandaba, mi marido era un profesor de instituto, la crisis de los treinta, pero lo que creo me enceguecía era el saberme atractiva, deseable pese a mis dos hijos, el volver loco a un hombre y a Antonio lo tenía como a un perro en celo. Lo calentaba, lo pajeaba y yo acababa ardiendo. En casa follaba con Pablo como una posesa, con gran alegría por su parte, que no sabía el origen de mi cachondez. Teníamos una reunión de trabajo en Aranjuez, se juntaban los responsables de lo zona de centro del banco, me tocaba llevar la voz cantante, me encantó, eso de ser la diva que explicaba como debía desarrollarse los nuevos procesos que imponía el desarrollo informático. Acabó a las cinco de la tarde, había que volver a Madrid, yo había ido en el autobús de la empresa . Antonio de la manera más natural me propuso llevarme a casa en su coche. Yo había sido la protagonista de la reunión y era una forma de evitar que me volvieran loca en el viaje de vuelta. Pareció algo natural que no levantó sospechas. En el coche , yo le lucí las piernas enfundadas en medias negras dejando que la falda subiera a medio muslo, Antonio posó una mano sobre ellas, subiendo hasta el final acariciando la carne desnuda. Yo estaba mojada, y me di cuenta que él tenía una erección de campeonato. Deseaba follar, quería que me jodiera bien jodida, Antonio lo tenía claro, sabía lo que íbamos hacer desde hacía mucho tiempo. Antes de llegar a la capital entró en un hotel, el coche directo a un pequeño garaje privado, una escalera que llevaba a una puerta que daba paso a una habitación grande con una cama enorme. Uno frente al otro, sin tocarnos, todas las ganas se concentraron en nuestras miradas. – ?Quiero ver como te desnudas. Lo llevo esperando desde que te vi la primera vez?- me dijo sentándose en un sillón. – ?Tus deseos son órdenes .?- le contesté lujuriosa. Me quité despacio la chaqueta, me estiré para que me viera bien, después bajé la cremallera de la falda, solté el broche y con un golpe de cadera dejé que cayera al suelo. La camisa apenas cubría por debajo de la braga, luego la carne de mis muslos, las medias negras y los zapatos de tacón alto. Estaba en la gloría seduciendo a un macho lleno de poder , fui desabrochando la camisa al tiempo que me movía con un ritmo suave, de samba en mi mente. La abrí mientras me soltaba los puños, quería que me viera bien, volverle loco de deseo. Me la saqué echando el cuerpo hacia adelante y luego me quedé parada ante él. Con mi sexy ropa interior me sentía una tigresa ante su presa. Me di la vuelta para soltarme el sujetador, me tapé los senos con la manos y giré hasta quedar de nuevo frente a mi jefe , estaba sentado, con el cuerpo hacia adelante, feliz del espectáculo. Me acaricié las tetas un poco y luego jugué con los hombros para que viera su movimiento. Y comencé a bajarme las braguitas cuando llegaron a medio muslo las dejé deslizar al suelo. Y me quedé en cueros, con mis medias negras y mis tacones altos, ante su mirada que lamía mi cuerpo. Sabía lo que iba a hacer, me acerqué, me arrodillé entre sus piernas , le abrí la bragueta del pantalón, mi mano buscó y le saqué la polla tiesa como un palo. Sé que sé mamar una verga y aquel día me esmeré. Labios, dientes, lengua jugaron con su pija lamiendo, besando, mordiendo. Yo lo hacía bien, pero Antonio tenía su experiencia en dejársela chupar, quieto, siendo objeto, sólo gimiendo de placer, sin agarrarme la cabeza para que yo pudiera moverme bien. – ?Trágala? – me ordenó, no hacía falta, yo estaba deseosa de beber toda su leche. Y la soltó, me llenó la boca con su semen. Me separé poniéndome de pié. Hice que un poco de su esperma saliera de mis labios, deslizándose por la comisura de la boca, y sacando la lengua, golosa me lamí sus restos de pasión . – ?Estoy muy cachonda, ¿ quieres ver cómo me hago una pajita??- le dije ronroneante. No esperé su respuesta, mi mano derecha bajó a mi entrepierna y comencé a tocarme. Él se levantó sin dejar de mirarme y empezó a desnudarse. Yo me corrí antes de que él acabara, estaba a mil, pero seguí masturbándome. Tenía un buen cuerpo, con vello que agrisaba en el pecho poderoso, se notaba que dedicaba muchas horas al deporte, estaba moreno destacando el blanco de la zona que tapaba el traje de baño, y ahí la polla que volvía a levantarse. Se la agarró y la meneó buscando que se pusiera más dura. Pajeándonos los dos fui retrocediendo hacia la cama, la abrí de un tirón y me tumbé a lo ancho, abrí los muslos esperándole. No se hizo esperar. La metió de un golpe, yo estaba tan mojada que le fue fácil hacerla deslizar hasta lo más profundo de mí. Me llevó al paraíso del placer , me sometió a sus antojos, a su ritmo de embestidas posesivas, primero usándome como receptáculo de su verga que hizo que me fuera mientras me montaba en un acompasado galope y luego haciendo que yo me pusiera encima, guiándome con sus manos en mis caderas, haciendo que me moviera descansando una y otra de mis nalgas en él, de modo que su polla pegaba en uno u otro lado de mi vagina empapada. – ? Eres una potrita deliciosa?- dijo, tirando de mi cabeza para que me inclinara hacia adelante empotrada en su pija, mientras se metía un dedo en la boca sacándolo lleno de saliva. Ese dedo que tanteó mi trasero e introdujo en mi esfínter anal. Nadie me lo había hecho y dí un respingo. – ? Me encanta tu culo, tan estrecho, tan prieto?-me obligó a ponerme derecha con su dedo en mi interior- ?Y ahora tócate el coño. Y note muevas. Vas a saber lo que es bueno?- El hijo de puta me tenía loca, penetrada por delante y por detrás mientras mis dedos acariciaban mi clítoris, él llevaba el ritmo de la penetración con su pelvis. En sus ojos había una mirada de poder, de dominio, que me arrastraba hacia mi entrega total. Me llegó como un maremoto, fue un orgasmo que me arrasó, quedé tumbada sobre él, que siguió moviéndose hasta que se corrió. – ?Anda, ve a lavarte que se nos ha hecho tarde?- me temblaban las piernas cuando me levanté. Me lavé el coño, él se metió en la ducha, Me di cuenta que era suya, podía hacer conmigo lo que quisiera. – ?Dentro de un mes tenemos una reunión en Zaragoza para el desarrollo conjunto del programa informático del banco. Y ahí, Pilar, te voy a romper ese culito tan delicioso ?.Anda, acelera que hay que volver a casa?- Cuando llegué los niños estaban dormidos, Pablo había cenado, me había dejado un poco de tortilla de patatas, estaba buena, la devoré con una cerveza.Mi marido, encantador y dulce, me preguntó por la reunión, le dije que había sido un éxito y que dentro de un mes habríamos una puesta en común en Zaragoza, sería tres días. Dijo que había problema, que él se quedaría con los niños y que en todo caso su madre y la mía le echarían una mano. Me desarmó, le dije que estaba agotada y me acosté, me hice la dormida cuando llegó a la cama. Lo terrible era que no tenía remordimientos, había gozado como una perra en celo, me encantaba el poder de Antonio, cómo me usaba para su placer, quería a Pablo pero aquel polvo había sido diferente , entrar en un mundo de vicio que me encantaba. Hemos acabado el gin tónic, nos levantamos, nos despedimos diciendo que volveremos por la noche a pagar y a repetir las gambas, nos prometen un pulpito a la plancha con alioli para acompañar. Vamos de la mano, me gusta andar así con mi marido, dos personas que han vivido la vida juntos. – ? Sabes que a mi padre, no le acababas de gustar. Decía que eras muy flaca…..Coño , como canta Serrat, ?.claro que yo no necesito que te bañes en agua bendita..?- – ? Te quiero.?- le digo después de pararme a darle un beso en la mitad de la calle.

Agua bendita en Relatos eroticos de Infidelidad (relatos eroticos )

Agua bendita en Relatos eroticos de Infidelidad (relatos eroticos )

Agua bendita en Relatos eroticos de Infidelidad (relatos eroticos )

» VER INTERPRETACION (HD): Agua bendita en Relatos eroticos de Infidelidad

Agua bendita en Relatos eroticos de Infidelidad (relatos eroticos )

Videos Pornos Relacionados:

Tags: , , , , , , ,

Soy santi 4 en Relatos eroticos de Amor filial

Video Porno de: Maduras

marzo 5th, 2014 >> Relatos Eroticos

Soy santi 4 en Relatos eroticos de Amor filial (relatos eroticos )

» Relato Erotico: Soy santi 4 en Relatos eroticos de Amor filial

Soy santi 4 en Relatos eroticos de Amor filial (relatos eroticos )

Hablando con mi hermana Belén, la monja, mi madre empezó a cabalgarme llegando al orgasmo en apenas unos segundos, antes incluso de colgar el teléfono, en mi caso era normal mis chicas me habían agotado sexualmente.

- Mama que ha sido esto?

- Verás cariño llevo casi 10 años sin sexo y al ver tu polla empalmada no me pude reprimir.

- Como que llevas 10 años sin sexo? Y papa?

- Tu padre debe tener alguna putita por ahí que le satisface, porque conmigo nada de nada, de nada.

- Ese va a arrepentirse del día que nos faltó al respeto.

- Bueno eso ahora déjalo.

- Pero así y todo que significa el que follases conmigo?

- Pues que te quiero con locura, eres mi tabla de salvación, el hombre que está a mi lado, el que me ha dado apoyo en mi momento más bajo. Te quiero de todas las y voy a quererte siempre.

Vaya menudo lío ya tenía tres maduras pendientes de mi, y sin saber lo que existían entre ellas.

- Mama de esto hablaremos largo y tendido, ahora he de ir a por tu hija, que está esperando en el aeropuerto.

- Muy bien cariño yo voy a ducharme, os espero para cenar?

- No porque mira la hora que es, hay tres cuartos de hora en coche para llegar al aeropuerto, cenaremos allí y al venir nos acostaremos.

- Como tu digas cariño.

Así que me vestí y fui a por mi hermana. Menuda peñora de tía, siempre con la biblia en la mano, la persona más moralista que conocía. Tan solo nos llevábamos cuatro años, pero siempre, se sintió y nos hizo sentir a mi otra hermana y a mí, como si fuese la demostración de la religiosidad. Espero que se vaya pronto porque no hay quien la aguante, y eso que hacía dos años que no la veía.

Llegué al aeropuerto y me dirigí a la sección internacional, si mi hermana era una misionera, estaba en las selvas amazónicas, entre las tribus aborígenes con el fin de convertirlas al catolicismo.

Era inconfundible, aunque no vestía de monja, lo hacía con ropa de los años 50 con un vestido azul marino que le llegaba hasta las piernas, encima el pelo descuidado, no sucio, pero si despeinado, con la piel quemada por el sol sin maquillaje, en definitiva que en vez de parecer una chica de 29 años aparentaba casi 50.

- Hola belén deja que te lleve la maleta.

- Muy amable Santiago.

- Gracias, como están en casa?.

- Pues tu hermana estudiando en el extranjero, padre de viaje (había que guardar las apariencias con él de momento), y mama en casa?.

- Mama? Que no la respetas ya?.

- Me lo pidió ella, no se encuentra muy bien, está algo decaída y se lo recomendó el sicólogo.

- Esa mujer tendría que ser más religiosa y no caería en bobadas.

- Que dices?

- Lo que has oído.

- Cuando hables de la mama lo haces con respeto, y tu como has perdido el mío de momento te llevas tu la maleta._ Dije soltando la maleta al suelo.

- Vaya con el niño que genio.

- Tira para ese restaurante que cenaremos antes de ir a casa.

- No quiero ir a un restaurante de comida rápida, vayamos a uno de comida natural.

- Cállate ya pesada y tira para el restaurante que tengo hambre y me estas calentando.

- Que sea la última vez que me hablas así niñato._ Dijo soltándome un guantazo.

Me cago en la leche, que la tía me ha soltado un guantazo en medio de la terminal internacional del aeropuerto, menos mal que a esa hora no había mucha gente, pero así y todo esta se la devolvía. Así que le dí una fuerte nalgada.

- Escucha yo no soy uno de tus aborígenes, vuelve a darme y te vas a casa a pie, porque imagino que no llevarás dinero para un el transporte urbano.

Rechinó los dientes y me siguió al restaurante de comida rápida. Empezábamos bien con la monja de los cojones. Cenamos sin hablarnos, en el camino de regreso ni mu nos dijimos. Y cada uno se fue a su cuarto a dormis igual de callados.

Al día siguiente bien temprano, mi madre estaba desayunando y le dije.

- Mamá tengo una clase, muy pronto y no me acordaba, así que he de irme inmediatamente.

- Sin desayunar cariño?

- Si mamá ya lo haré si puedo.

Le di un beso y salí a ver a mis chicas, tenía que hablar con ellas, muchas cosas habían pasado desde que las dejé bien folladas. Abrí la puerta y me las encontré a las dos desayunando.

- Hola amor, quieres desayunar?._ Dijo Carmen.

- Pues si la verdad, no he tenido tiempo en casa.

- Nuestro hombre ha de desayunar bien, así que un par de huevos hervidos unas tostadas con mermeladas y zumo de naranja.

- Cámbiame las tostadas por un bocadillo de jamón

- Lo que tú digas.

Así que ni corta ni perezosa se levantó y me lo hizo.

- Ha pasado algo que no os lo vais a creer amores.

- Si? Dinos._ Dijeron las dos

Les conté lo que pasó ayer con mi madre, con pelos y señales, eran mis amores y todo lo sabrían

- Vaya con la Manoli.

Mi madre como segundo nombre tenía Manuela.

- Y que piensas hacer?_ Dijo Ángela

- No se estoy confundido, por eso he bajado a hablar con vosotras, que sois las dueñas de mi amor sexual.

- Está claro que tu madre necesita, un hombre, el amor de un hijo no la llena por completo y el calzonazos de tu padre, parece impotente.

- No sé si es un calzonazos o es que se ha cansado de ella y tiene por ahí desahogo sexual.

- Tiene toda la pinta de ser eso._ Comentó Carmen.

- Pero el problema es que yo disfruté haciéndolo, pero os adoro y no os quiero perder, pero mi madre?

- Nosotros no somos celosas, por nuestra parte no tengas problemas que puedes follar con las tres._ Dijo Carmen

- Y a la vez, si ella quiere._ Dijo Ángela.

- Gracias mis amores.

- Te queríamos comentar otra cosa. Te acuerdas que ayer se murió nuestro administrados?._ Dijo Carmen.

- Era una buena persona, muy amigo de nuestros maridos, verás a nosotras nos educaron para ser esposas y madres, nada sabemos de cuentas ni de administraciones. De hecho hasta que mi marido murió no tuve una tarjeta de crédito._ Dijo Ángela.

- Eres mi amo y el amante de Ángela, queremos que te encargues tu de administrar nuestro patrimonio._ Continuó Carmen

- Pero yo soy de letras, poco se de números._ Contesté yo.

- Pero has nacido en la nueva era, sabes manejarte más que nosotras, por no saber no tenemos ni móvil, ni ordenadores ni nada de la era electrónica._ Dijo Ángela

- Además te estamos ofreciendo un trabajo legal, queremos que te des de alta en la seguridad social, no como hasta ahora que t dábamos cada vez que nos follabas. No eres un puto, eres nuestro amo y señor.- Dijo Carmen

- Y ahora lo serás de forma efectiva._ Apostilló Angela.

- Bueno chicas, pues acepto.

- Hemos llamado a nuestro abogado él se encargará de preparar los papeles para darte poder absoluto en todas nuestras cosas._ Dijo Carmen.

Pasamos media hora hablando de mil cosas, además de hacer un sexo alucinante, también estábamos tremendamente a gusto contándonos mil y una tonterías. A eso también contribuía el que mientras hablábamos, Ángela y Carmen se turnaban para darme una suave paja.

- A partir de ahora quiero que en casa sólo llevéis un vestido, no mejor una bata, y nada más debajo.

- Como tu quieras,_ Dijeron mientras se desnudaban

- Bien zorritas quien quiere ser follada primero?

- Yo que soy la mayor y eso es un grado._ Dijo Carmen.

Carmen era una sumisa integral, con un gusto por el masoquismo ligero.

- A cuatro patas esclava.

- Si mi amo.

Sin prepararla le metí por su coño. Ella soltó un puro grito de placer, el pollon de su esposo viudo se lo había agrandado sobremanera, por lo que al contrario que su hermana no le dolió una sacudida tan tremenda. Empecé a follarla por detrás y se me ocurrió una idea.

- Angela cógela por los hombros y empújala marcando mi ritmo.

Ella ni corta ni perezosa hizo lo que le mandé, eso me dejó las dos manos libres por lo que empecé a darle palmadas en sus dos nalgas a la vez. Sus gritos de placer se incrementaron al mismo nivel que sus improperios, en la segunda corrida deje de darle nalgadas y apreté fuertemente sus pezones, vi que no aguantaría mucho más y le dije a Ángela

- Suéltala y cuando yo te avise suéltale una bofetada bien fuerte. Cuando noté los estertores de su tercer orgasmos.

- Ahora dale una ostia a tu hermana.

Menuda bofetada le dio pero eso provocó que no aguantase más el placer y se desmayase. La verdad si Carmen no se desmayaba de placer no era feliz.

- Como quiere ser follada mi amante?.

- Dame caña sin tregua.

- Como tu quieras

La tumbé en la cama y empecé a darle profundas metidas. Ella gritaba como una loca, estaba sorprendido de mi aguante, follar con estas dos obsesas sexuales me daba cada día más aguante, así y todo a los diez minutos de esta cabalgada Ángela se corrió y yo lo hice en su boca, llenándosela de leche.

- Guau nene me has dejado baldada.

- Pero no me digas que no estás bien satisfecha.

- Eso ni lo dudes.

- Ángela se acabó ya el luto, vuestro hombre os lo ordena, hoy mismo salís de compras y empezáis a vestiros como las mujeres que me hacen feliz. Y lleva a tu hermana a un estilista y que le hagan el pelo más moderno, que lleva pelo de abuela de 80 años. Subo a ver a mi madre que la dejé con la pesada de mi hermana y no quiero que me la deprima más.

- Muy bien mi amor.

Subí a casa y como temía Belén estaba, soltándole un sermón moralista, tan estúpido como contraproducente. Por lo que aprovechando que no me habían oído entrar le solté un fuerte cachete a Belén.

- Santurrona deja a la mamá tranquila.

- Solo le estoy recordando cual es el papel de la mujer en la casa.

PAF otro coscorrón

- El papel la mama en casa es el de estar por encima del cabrón de tu padre.

- Tenle más respeto que es nuestro padre.

- Que te va otro coscorrón. La mama en esta casa, para que te hagas una idea, es sagrada para ti, y si ella no se defiende porque eres su hija y te quiere, ya lo haré yo por ella. Te queda claro?

- Esto no va a acabar aquí, no se lo que te crees, pero no esres el hombre de esta casa.

En ese momento mi madre tomó la palabra.

- Si lo es, está a mi lado desde que me ocurrió el colapso, me ha cuidado como a un padre, me consuela como un hombre y me quiere como un hijo. Indudablemente es el hombre de la casa.

- Madre Santiago no es Padre, además ni le tiene ni el respeto de llamarla de usted.

- Yo le pedí que me llamase mama, pues es mi cariño, y goza de mi amor más sincero, en cambio tú vas a seguir llamándome de usted, hasta que te ganes ese cariño.

- Marcho a la iglesia a rezar._

Dijo con la cara roja de ira mi hermana, mientras cojía su chaqueta y de un portazo se marchaba.

- Mama te quiero sinceramente, pero hemos de hablar de lo que ha pasado esta mañana

- Verás mi amor, eres el primer hombre que me llena completamente, te quiero sin ningún tipo de duda y no solo como hijo también como hombre. Y después de ver que tu polla respondía ante mi cuerpo vi la oportunidad de demostrártelo con hechos.

- Yo también te quiero, pero he de ser sincero contigo, Me estoy tirando a Ángela y a Carmen.

- Las vecinas del quinto?

- Si

- Ya lo sabía.

Eso sí que me dejó totalmente descolocado, pues pensaba que había sido más que discreto.

- Como lo adivinaste mama?

- Verás era evidente, primero el coche, nadie deja un coche tan imponente como ese a un simple vecino. Además tengo un cliente que vive en el chalet que hay junto al de Ángela, y un día que fui a llevarle unos papeles os vi entrar.

- Vaya y que piensas pues

- Que te las folles no me importa, que las quieras me da algo de celos, pero se seguro que a mi me quieres más que a ellas, y eso me basta

- Y que hacemos a partir de ahora.

- Vamos a dormir juntos desde hoy mismo.

- Pero y Belen?

- Tu duermes en el piso de arriba, yo finjiré que me acuesto en mi cuarto, hecharé el pestillo por dentro y subiré por la escalera exterior que une los dos pisos, que está en la terraza.

- Vaya lo tenías todo pensado ya.

- Esta noche he dormido poco, y he tenido mucho en que pensar. Quiero que seas mi hombre, que me abraces que me beses, que me hagas sentir mujer, a mi no me rije el sexo, necesito el cariño que nunca tuve, ni de mis padres, ni de mi marido, por supuesto soy mujer y quiero que me hagas el amor, pero con delicadeza, pero sólo cuando lo necesite.

- Pero si te abrazo y te beso en la boca, la mojigata de Belén no sospechará nada?. Y que hacemos de Padre?

- A tu hermana le diré que me lo ha recomendado el sicólogo, y de tu padre, lo destruiremos de todas las formas posibles. Esta mañana, nada más irte he hablado con mi equipo de investigadores y les he pedido que saquen todos los trapos sucios de tu padre, y cuando los tenga, le voy a pedir el divorcio.

- Esta es mi madre.

Me levante de mi silla y le di un abrazo de oso y un beso nada filial, pero bueno ya se encargaría ella de mentir a mi hermana.

- Esta tiene fuerzas aun para hacerme el amor, esta es una de las ocasiones en que necesito un contacto, muy estrecho contigo.

- Y si vuelve Belén

- La tontorrona se ha ido sin llaves así que tendrá que llamar antes de entrar.

Cogí en volandas a mi madre y me la llevé a mi cuarto, yo dispongo de una cama de matrimonio, pues siempre me gustó dormir bien cómodo. La tumbé en la cama y mediante besos caricias y abrazos nos fuimos desnudando.

- Mama tus pechos no son naturales.

- Cuando nacisteis vosotros, se me bajaron los pechos y a tu padre no le gustaban por lo que nada más nacer tu me los operé.

- Menudo idiota.

- Lo sé, tu no me lo hubieses permitido verdad mi amor?

- Jamás, además tienes un cuerpo, muy cuidado gracias a lo que te has machacado en el gimnasio.

- Mama los pechos, que por idiota no permití que hicieses de pequeño.

Empecé con mucha delicadeza a mamar besar y lamer sus pechos, mientras ella suspiraba, cada vez con más intensidad. Bajé poco a poco por su vientre hasta su coño descuidado y empecé a comérmelo, ella dio un respingo y dijo.

- Dios niño que bueno que es esto, nunca antes nadie me lo había hecho, que gozada, que placer más infinito, me corro mi amor.

Y efectivamente se corrió en mi cara, mi madre no es de corridas ostentosas, sabes que se ha corrido, porque lanza un suspiro muy profundo. Después de recuperarse de la corrida yo estaba totalmente empalmado, por lo que la penetré, muy despacio y con mucha delicadeza, notando como se acoplaba a mi polla centímetro a centímetro.

- Tu polla es perfecta para mi coño me llena por completo.

- Lo sé eres mi otra mitad.

En aquel momento lo supe, ella era la mujer de mi vida, si era algo incestuoso, pecaminoso e ilegal, pero no podía podía negarlo, ella era mi mujer. Si quería sinceramente a las vecinas, pero mi amor verdadero era la mujer a la que estaba empalando poco a poco. Cuando entré completamente se volvió a correr, y empezamos a hacer el amor, no volvimos a corrernos hasta media hora después, fue un sexo tantrico, que placer más infinito, algo memorable, celestial una gozada.

- Mama voy a correrme lo hago dentro de ti.

- Si tu padre me obligó a liarme las trompas cuando tu naciste._ Dijo mi madre arrebatada por el placer.

Cuando saque mi flácida polla de su coño nos vestimos y nos bajamos al comedor, sentándonos uno al lado del otro abrazándonos.

- Mama, porque tienes el coño tan descuidado.

- Porque tenía que cuidarlo si nadie lo usaba.

- Pues así a mi no me gusta.

- Y como me le gusta a mi chico?

- A ti no te pega tener tanto pelo. Yo me lo recortaría hasta dejarlo más fino. Pero no te lo depiles completamente, mi mujer ha de tener pelos en su coño.

- Como quieras mi amor, así lo haré. A partir de ahora iré al gimnasio contigo, quiero que mi cuerpo esté a la altura del de mi chica.

- Muy bien cariño, pero hazlo porque te apetezca, a mi me gustas así como estás.

- Me apetece estar a tu lado, todo el tiempo que quiera.

- Bien mi luz.

- Te importa que me siga tirando a las vecinas?

- No se que ellas te dan un sexo, más salvaje, que a mí no me gusta, por lo que quiero que con ellas desfogues tu instinto animal.

- Eres un sol mamá.

- Voy ha hacerte algo que nunca le he hecho a tu padre.

Y ni corta ni perezosa se puso de rodillas frente a mi y sacando mi flácida polla me dio una soberbia mamada, que me devolvió la rigidez e hizo que me corriese en su boca. Ella mostrándome el semen en la boca, me dejó ver como se lo tragaba deleitándose con su sabor.

- Nunca se la habías mamado al cabrón?

- Nunca me había comido su semen.

Estas tías me vuelven loco de amor y lujuria, que más podría pasar?, Tanta felicidad me embargaba que estaba flotando.

Entonces sonó el móvil de mi madre y tras estar unos diez minutos hablando, colgó.

- Es mi jefa de investigadoras, que viene a casa, que ha de mostrarme algo preocupante.

Soy santi 4 en Relatos eroticos de Amor filial (relatos eroticos )

Soy santi 4 en Relatos eroticos de Amor filial (relatos eroticos )

Soy santi 4 en Relatos eroticos de Amor filial (relatos eroticos )

» VER INTERPRETACION (HD): Soy santi 4 en Relatos eroticos de Amor filial

Soy santi 4 en Relatos eroticos de Amor filial (relatos eroticos )

Videos Pornos Relacionados:

Tags: , , , , , , ,

Sucia masturbación de 9 tremenda mujer porno de color durito joven de sexo

Video Porno de: Maduras

febrero 22nd, 2014 >> Jovencitas

Sucia masturbación de 7 maciza negra muy adoslecente

Sucia masturbación de una tremenda morena super adoslecente, gran vídeo porno de Jovencitas ( + 18 años ) y el mejor sexo de camaras escondidas, porno gratis de videos colegialas chilenas xxx publicado el 21 febrero 2014 en tu web preferida de porno en español

Tags: , , , , , , , ,

gigolo europeo mujer bien culiada por perro con pinga grande

Video Porno de: Maduras

junio 9th, 2013 >> Jovencitas

Videos Pornos Relacionados:

Tags: , , , , , , ,

Porno Colombiano:”Culiando a mi mujer”

Video Porno de: Jovencitas

abril 19th, 2013 >> Amateurs, Porno

Mas porno colombiano de calidad y original para toda america. Lo envía Jon y comenta:“QUE RICA CULIADA DE MI MUJER EN CUATRO COMO LE GUSTA QUE LA FOLLE SIEMPRE, SALUDOS DESDE COLOMBIA Y ESPERAMOS LES GUSTEN NUESTROS VIDEOS PARA ENVIARLES MAS. JON” Linda toma del enorme culo de tu colombiana, esperamos tengas mas que si algo tienen las chicas colombianas son grandes culos. Ahi esta chicos, comenten, voten y sigan enviando sus videos porno latinos al mail material@pornoenamerica.com y no olviden visitar la sección RELATOS PORNO Y compartan sus experiencias sexuales !!!

Porno Colombiano:”Culiando a mi mujer” (porno pendejas pendejas amateurs )

Ver Porno Colombiano:”Culiando a mi mujer” (HD)
PornoPendejas.com

Videos Pornos Relacionados:

Tags: ,