Resultado de Busqueda:

La madura Elena 2 en Relatos eroticos de Maduras

Video Porno de: Maduras

febrero 28th, 2014 >> Relatos Eroticos

La madura Elena 2 en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

» Relato Erotico: La madura Elena 2 en Relatos eroticos de Maduras

La madura Elena 2 en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

Continuación de lo que comenzó en la trastienda con doña Elena.

Aquel día en que Elena me hizo sentirme hombre por primera vez había quedado atrás, ya había pasado una semana algún día que otro los roces se sucedieron en el despacho, pero no pasamos de ahí ninguno, eso sí es cierto hubo días que me ponía la polla de tal manera que pensaba que si volvía a rozarla me corría, también había días que notaba a Elena como se encendía al sentirme.

Alberto mejoro algo y supongo que al estar de acá para allá cortaba a Elena algo, pero mi cabeza no dejaba de recordar aquel día en la trastienda. Pasaron un par de días y estando los dos jefes en el negocio, me mando Alberto al almacén del exterior por unos productos y a colocar una mercancía que había recepcionado el la tarde anterior, como es lógico fui, llevaba allí como veinte minutos y oí golpear la puerta, pensé que sería algún repartidor enviado por Alberto, mi sorpresa fue ver a Elena en la entrada?

Yo: ¿hola Elena necesitas algo?

Elena: creo que sí, cierra la puerta por favor.

Traía puesto un vestido azul oscuro con un escote no muy grande pero que denotaban sus lindos pechos y que al trasluz de la puerta me dejo entrever por su transparencia la redondez de sus caderas Elena empezaba a vestir mas jovial, soltó el bolso que llevaba en el brazo sobre unas cajas y se volvió hacia mí, su mirada ya me ponía y leía en sus ojos que venía a buscar?

Me echo sus brazos al cuello y nos fundimos en un beso largo y ardiente en el que nuestras lenguas se entrelazaban jugaban y se acariciaban así como nuestros labios se mordían sin dañarse tirando unos de otros, el calor de los suyos me ponía a mil mis manos bajaron hasta sus nalgas, mi polla luchaba entre mis pantalones como una culebra buscando el calor de su coño, ella metió sus manos por debajo de mi camiseta y me la saco dejando mi torso desnudo y me besaba el cuello mientras yo le mordía a ella el hombro y le subía el vestido metiendo mis manos entre sus bragas y acariciando con una su vagina de la que ya brotaban algunos jugos que mojaban mis dedos se sentó sobre unas cajas que habían en el almacén y puse mi camiseta a su espalda, comencé a echar su vestido hacia arriba dejando al descubierto sus muslos torneados y fuertes dejándome a la vista sus bragas negras de encaje, le quite las bragas y me propuse ganarme lo que quería, mis labios succionaban sus muslos por su cara interior subiendo y mordisqueándolos dirección a su coño mientras mis manos con su ayuda intentaban bajar los tirantes para que sus pechos llegaran a mi alcance, ella hizo el resto para que mis manos los masajearan y llegara a pellizcar esos pezones tan erectos que ya lucían, mis labios mordisqueaban el botón de su clítoris a la vez que mi lengua brocheaba una y otra vez su vagina, Elena me cogía de la cabeza y pensé por un momento que me iba a asfixiar cerrando sus muslos y levantando el culo de las cajas a la vez que roja como un tomate y con los sudores cara abajo decía?.

Elena: Jooooooose ummmm que gustoooooooooooo me cooooooorrooooo, sigue sigueee me coooooooorrooooo

Yo seguía en lo mío y para ayudarme baje mis brazos de sus pechos y ayudándome con los codos para separarle las piernas y tener algo más de libertad, comencé a meterle dos dedos a la paz que le mordía el clítoris, Elena volvió a correrse de nuevo y estaba como a mil lo que seguí aprovechando para meterle un dedo por el ano, sin dejar de pajearla y comerle el clítoris, ella dio un respingo pero no pare, así seguí jugando con sus dos orificios durante un rato donde llego a conseguir al menos dos o tres orgasmos mas.

Elena: ufffffff dios, que ganas tenia de estoooooooo, aaaaaaagggggs, follame ya Jose quiero sentir tu polla follameeeeee, que gustooooooo.

Jose: Vamos vuélvete mira como la tengo

Elena se levanto de las cajas y me dio la espalda le levante el vestido y le acomode la polla en el coño que la engullo de golpe

Elena: Jodeeeeeeeeeer, que me gustaaaaaaaaaa, ummmmmm follame follame y no pares, que gusto joseeeeee, ¿me has echado de menos?

Jose: clarooo, estaba loco por tenerla aquí dentroooo, asiiiii mueve el culo, muéveloooo,ummmm que buena estas Elena, que me gusta follarte

Elena: ummmm follame mas, dame fuerte asiiiiiiii, asiiiiii,

Mi polla se clavaba una y otra vez, y notaba como llegaba hasta lo más profundo de su coño, notaba sus corridas como un guante en mi polla palpitando una y otra vez, Elena estaba totalmente sometida, desde esa postura volví a meterle el dedo en el ano, dio otro respingo pero nada más, yo seguía follandola cada vez más duro, pero esperaba mi momento y estaba cerca, fui ralentizando mis acometidas a su coño a la par que cambie de dedo en su ano introciendole mi pulgar el cual ya entro con más facilidad, Elena seguía disfrutando de cada golpe final que mis huevos les ofrecía al final del recorrido de mi polla en su vagina.

Elena: me estas matando de gusto Jose, ahhhhhh ummmm nunca me he corrido asiiiii, otra otra vez, me corrooooooo así así ummmmmmm.

Aprovechando este momento le saque la polla de golpe y el dedo del ano sin dejar de abrirle las nalgas le puse la cabeza a la entrada y de un golpe hice mío su culo?

Elena: ahhhhhhhhiiiiiiiiiiiiiii paraaaaaaaaaa, ahhhhhhhh

Me quede totalmente clavado en ese culo que adoraba mientras le masajeaba desde atrás su clítoris y ella resoplaba casi sin poder articular palabra, había a sus 48 años desvirgado el culo de mi jefa, no le daba cuartel, seguía tras ella echando mi cuerpo hacia adelante y mi polla encastrada en aquel hermoso culazo.

Jose: asii, despacio mira como sale, ummmm me encanta Elena, toma, toma

Elena: despacio ufff, es la primera vez Jose despacio, ummmmm

Elena iba cada vez soportando mas el taladre al que estaba sometiendo ese culazo y yo me animaba a la vez que ella jadeaba mas y mas.

Jose: que bien te entra lo ves, como te gusta, me encanta este culo, eres una diosa elena, ummmm voy a rellenarte el culo de leche

Elena: uuuuufffff, pero que gustoooooo, me das gustooooooooo que biennn me follasssss, aghhhh, como como me pue puedo correeeeeeeeer hasta por el culoooooooooo, aaaaagggggghhhh no pares así así,

Mi verga entraba y salía como por el coño ya era mía estaba dándole una follada por el culo que la estaba poniendo a mil, se abría ella sola las nalgas mientras yo la cogía por las caderas para clavársela hasta el fondo como disfrutaba ese momento, su cara cuando miraba hacia atrás era puro vicio los ojos se le volvían a cada embestida de mi polla.

Elena: Jooooder pero diooooooooos que gusto joooooose, follame follame así ummmmmmm comoooooooo me ummmmmmm follas, así así asiiiiii dame más me corroooooo me corroooo diossss otra vez

Jose: ummmm espera ahí va me voyyyy me corrooooooooo contigo, toma toma, mi leche ahí va, aggghhhhaaaaaaaaaaa ufffffff

Mi polla estallo dentro de aquel culazo y la los latigazos de leche regaron el culo de Elena

Elena: la noto ummmmmmmmmm siento tu lecheeee agghhhhhhs q gustoooooooooooooo, ahhhhhhhh.

Quede sobre Elena con mi polla aun dentro y mi boca dio un mordisco a su cuello, que le hizo rizar todo su cuerpo.

Elena: Jamás pensé que alguien pudiera hacerme sentir esto Jose

Jose: eres una mujer que tienes mucho por sentir y por hacer sentir como lo haces conmigo.

Mi polla salía de su cueva a la vez que Elena se volvía y me abrazaba sonriendo y yo aprovechaba para apretarla contra mí agarrando sus nalgas aun calientes del trato recibido, nos dimos un morreo como dos enamorados y mi polla respondió a ello.

Elena: Pero, ¿y esto? ¿ya? Jajajaja que alegría de cuerpo Jose.

Jose: ya ves tú tienes la culpa de estar tan maciza jajajaja

Elena: Por hoy estamos bien ¿sabes que has sido el que me has estrenado por aquí no?

Jose: claro y no sabes lo feliz que me siento

Elena: yo también todo lo que hago contigo me está gustando hasta la saciedad, ummmmm

Elena se arreglo un poco y me dijo que volvía al negocio que le diría a Alberto que paso por aquí y me pidió que ordenara unas cosas, para justificar mi tardanza y que seguiría camino de casa. Donde sería muy interesante tener un próximo encuentro, en una cama en condiciones.

La madura Elena 2 en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

La madura Elena 2 en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

La madura Elena 2 en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

» VER INTERPRETACION (HD): La madura Elena 2 en Relatos eroticos de Maduras

La madura Elena 2 en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

Videos Pornos Relacionados:

Tags: , , , , , , ,

La inquilina y mi esposa en Relatos eroticos de Dominación

Video Porno de: Maduras

febrero 22nd, 2014 >> Relatos Eroticos

La inquilina y mi esposa en Relatos eroticos de Dominación (relatos eroticos )

» Relato Erotico: La inquilina y mi esposa en Relatos eroticos de Dominación

La inquilina y mi esposa en Relatos eroticos de Dominación (relatos eroticos )

Rocío, nuestra inquilina, había descubierto que durante casi un mes la habíamos drogado para saciar nuestras sucias necesidades pero una vez con las pruebas de nuestro delito en su mano, decidió dar la vuelta a la tortilla y convertirnos en sus juguetes.

Una muestra clara de lo que nos esperaba en sus manos, fue lo que ocurrió nada mas informarnos de que conocía como noche tras noche y aprovechando que estaba inconsciente, entre mi esposa y yo nos la habíamos follado.

-Puta, desnúdate para mí- le exigió a mi esposa.

Maite, que no se había acostumbrado a ese cambio de papel, tardó en reaccionar por lo que la morena ejerciendo su nuevo poder, se levantó y le desgarró su vestido con las manos. Mi mujer intentó taparse pero nuestra inquilina se lo impidió dándole una sonora cachetada.

-Me has hecho daño- se quejó tocándose la adolorida mejilla.

Roció, soltó una carcajada al responderle:

-¡Mas te voy a hacer si no me obedeces!- tras lo cual terminó de despojar a mi esposa de su ropa.

Juro que me excitó ver la indefensión de mi pareja pero en ese momento no me atreví a decir nada y por eso mantuve un silencio cómplice mientras esa muchacha la desnudaba. Maite, completamente abochornada, se quedó quieta mientras la morena le quitaba el tanga. Casi desnuda y con un coqueto sujetador como única vestimenta esperó con el rubor cubriendo sus mejillas su siguiente paso.

Rocío al verla sin bragas, pasó uno de sus dedos por los pliegues de su sexo y mirándome, me dijo:

-Tu esposa es una zorra. Todavía no he hecho uso de ella y ya está cachonda y alborotada-.

Una tímida sonrisa fue mi respuesta. La andaluza comprendió que no iba a defender a Maite y dándole la vuelta, le quitó el sujetador. Una vez totalmente en pelotas, cogió los pechos de su víctima entre sus manos y me los enseñó diciendo:

-Menudo par de pitones tiene esta perra. Se nota que será una buena sumisa porque casi no la he tocado y ya está verraca-.

Aumentando la vergüenza de mi mujer, le pellizcó los pezones mientras le susurraba que era una guarra. Maite suspiró al notar la acción de los dedos de la morena sobre sus areolas y sin dejarme de mirar, gimió de deseo. La morena entonces se apoderó de los mismos con su lengua y recorriendo los bordes rosados de su botón, los amasó sensualmente entre sus palmas. Mi señora, incapaz de contenerse, suspiró mientras intentaba parecer fría ante ese ataque.

Si pensaba que esa actitud le serviría de algo, se equivocaba porque Rocío hizo caso omiso de ella y de un empujón, la sentó sobre la mesa del comedor.

-Abre tus piernas, puta. Quiero que el cerdo de tu marido disfrute de la visión de tu coño mientras te lo como-, ordenó bajando su cabeza a la altura del pubis de la mi mujer.

Desde mi posición, pude observar que Maite se estaba excitando por momentos. No solo tenía los pezones erectos sino que se notaba que la humedad estaba haciendo aparición en su sexo. La morena al notarlo le separó las rodillas y sacando la lengua empezó a recorrer sus pliegues.

-Ahhh- suspiró mi esposa.

Rocío, encantada con su poder, aceleró las caricias mientras torturaba los pezones con sus dedos. Pude ver que luchando contra el deseo, mi señora apretaba sus manos y con la cara desencajada, de sus ojos brotaban unas lágrimas. Sin apiadarse de su víctima, la andaluza metió dos dedos en el interior del coño de mi amada, la cual empezó a retorcerse buscando su propio placer.

-Te gusta, ¿Verdad? ¡Guarra!- gritó al comprobar que el sexo de mi mujer aceptaba con facilidad dos dedos y queriendo forzar aún mas su dominio, le preguntó: -¿Crees que te cabra mi mano?

Maité, al oír lo que se proponía, se zafó de su acoso e intentó huir pero entonces la morena, dirigiéndose a mí, me ordenó:

-Tráemela otra vez.

No pude negarme. Si esa zorra iba a la policía con el video donde me la había follado después de drogarla, hubiese ido a la cárcel por lo que cogiendo a mi mujer en mis brazos, la devolví encima de la mesa.

-Sujétala y que no se mueva- me soltó riendo.

Comportándome como un auténtico bellaco, inmovilicé a mi esposa mientras la morena la violaba metiéndole tres dedos en su interior. Los gritos de dolor lejos de cortarla, la motivaron aún más y haciendo caso omiso de los mismos, le metió un cuarto dedo.

-¡Por favor!- chilló Maite al sentir su sexo a punto del desgarro.

Disfrutando de la faceta de estricta domina, Rocío pellizcó duramente los pezones de mi mujer mientras le decía:

-¡Cállate, puta!. ¡Bien que te reías mientras tu marido me violaba!

Al recordarle el motivo por el cual nos tenía en sus manos, hizo que se quedara callada y quieta, momento que la morena aprovechó para incrustarle el quinto dedo. Con lágrimas en los ojos, chilló de dolor pero temiendo la reacción de esa muchacha, esta vez no intentó huir. Mas excitado de lo que me gustaría reconocer, observé la cara de lujuria que nuestra inquilina puso al intentar meter por completo su palma en el interior de mi amada.

Tras varios intentos fallidos, por fin, completó su objetivo y una vez conseguido ni siquiera esperó a que su víctima se acostumbrara y con autentico sadismo comenzó a golpear su vagina. Maite al sentir el puño de la andaluza en su interior, gimió completamente descompuesta.

-¡Te lo ruego, déjame! ¡Te juro ser tu fiel esclava!- chilló en busca de su compasión.

Rocío al escuchar su entrega, le soltó:

-Todavía no te enteras. ¡Eres mía!- y recalcando su dominio, me obligó a darle la vuelta.

Juro que no supe que se proponía hasta que teniéndola a cuatro patas sobre la alfombra, vi que la morena cogía un cinturón y usándolo sobre mi esposa, empezó a castigar sus nalgas.

-¡No! ? gritó al sentir la dura caricia del cinturón en su trasero.

Aterrorizado pero incapaz de defenderla, soporté el ver como nuestra inquilina azotaba una y otra vez a mi mujer. Solo cuando ya tenía el culo casi en carne viva, paró y dirigiéndose a mí, me dijo:

-¡Quiero ver cómo le das por culo!

De `plano me negué, al sentir que era demasiado el castigo que estaba sufriendo Maite. Estaba a punto de enfrentarme con esa zorra cuando escuché que mi señora desde el suelo me decía:

-Haz lo que te ordena nuestra ama-

Sin saber qué hacer, me la quedé mirando y al observar que desde la alfombra me sonreía y que sin esperar a que esa puta sádica repitiera su amenaza, con sus dos manos se separaba las nalgas, no pude hacer otra cosa que arrodillarme a su lado.

Estaba recogiendo parte de su flujo para untar su ojete cuando la maldita inquilina me gritó:

-Directamente. No lo lubriques. ¡Esa zorra no se lo merece!

Quise protestar pero Rocío uso el cinturón sobre mi espalda para obligarme a obedecer. Juro que debí responder a su agresión enfrentándome con ella pero el escozor de ese latigazo, contrariamente a lo que había supuesto, me excitó y sin mediar queja alguna, forcé la entrada trasera de mi mujer con mi pene.

Afortunadamente el ano de Maite estaba habituado a ser forzado porque de no haber sido así el modo tan bárbaro con el que la penetré le hubiese provocado un desgarro.

-¡Dios!- aulló al sentir su ojete mancillado.

La morena disfrutando de nuestra sumisión se rio al comprobar la cara de sufrimiento de sus dos nuevos juguetes y tras un minuto sin hacer otra cosa que mirar cómo le daba por culo, se acercó a mí y poniéndose a mi espalda, me separó mis propias nalgas mientras me decía:

-Luego es tu turno.

Tras lo cual introdujo uno de sus dedos en mi ojete. Nunca nadie había hollado ese agujero por lo que al descubrir que era virgen, esa zorra se descojonó de mí, avisándome de que iba a ser lo primero que ella hiciera. Contra toda lógica, el notar su yema jugueteando en su interior me calentó y reiniciando con mayor énfasis mis penetraciones, seguí machacando el trasero de mi esposa.

Maite, que era ajena a que su marido estaba siendo violado analmente por los dedos de su inquilina, recibió con gozo ese asalto y con la respiración entrecortada, nos informó que estaba a punto de correrse.

Su confesión fue un error porque al oírla, la morena tiró de su melena y prohibiéndola correrse, me obligó a sacársela.

-Límpiala.

Habiendo cortado su calentura, mi esposa tuvo que usar su boca para retirar los restos de mierda que embadurnaban mi miembro, tras lo cual, la andaluza nos obligó a seguirla hasta su cama. Una vez en su habitación, la muy zorra nos demostró nuevamente que había preparado a conciencia nuestro castigo porque abriendo un cajón sacó dos juegos de esposas, con los que nos ató al cabecero.

Una vez con nosotros dos inmovilizados, se desnudó y apagando la habitación, se durmió.

Lo que en teoría iba a ser nuestro primer día de sumisos, se convirtió en algo mucho mejor.

Como os imaginareis pude dormir más bien poco, atado, desnudo y sin saber que iba a ser de mí, me pasé la noche en vela. Ya eran más de las diez cuando la zorra de la andaluza, se levantó y olvidándose de mí, le quitó los grilletes a mi mujer tras lo cual le obligó a acompañarla al baño.

Como estaba la puerta abierta pude ver cómo se sentaba en el wáter y mientras Maite permanecía arrodillada a sus pies, se ponía a mear. Una vez liberada su vejiga, cogió a mi esposa y le obligó a limpiar los restos de orín con la boca, tras lo cual se metió a duchar.

Una vez hubo terminado, salió del baño envuelta en una toalla y cogiendo una bolsa de un rincón, salió con mi mujer de la habitación dejándome solo tirado en el suelo. No llevaba ni cinco minutos fuera cuando vi que mi inquilina volvía.

Asustado, creí que con su vuelta iba a empezar mi suplicio, cuando sentándose en la cama, me preguntó:

-¿Te gustaría llegar a un acuerdo conmigo?

-Depende- contesté aún sabiendo que tenía poco margen de maniobra. Fuera lo que fuese lo que esa morena me iba a proponer, comprendí que iba a tener que aceptarlo.

-Puedes ser compañero o por el contrario mi juguete- respondió con voz dulce mientras me quitaba las esposas.

-No te comprendo. ¿A qué te refieres?

Descojonada, ni se dignó a contestar y todavía estaba pensando en ello, cuando escuché que se abría la puerta. Al mirar quien entraba, no me costó reconocer que era Maite la que se acercaba. Mi mujer venía vestida como una sumisa de libro. Ataviada con un arnés hecho de correas de cuero, parecía una actriz de una película erótica.

Supe entonces lo que esperaba de mí cuando vi a mi señora arrodillarse a mis pies y decirme:

-Amo, vengo a presentarme. Tal y como he acordado con mi dueña, no debe considerarme su mujer sino una propiedad. A partir de ahora, cumpliré las ordenes de los dos sin quejarme.

Obligada por las circunstancias, Maite había aceptado se nuestra sumisa y aunque comprendía los motivos que le había llevado a ello, me sorprendió ver en sus ojos un brillo que bien conocía:

?¡Está cachonda! ¡Le pone bruta ser una sumisa!? exclamé mentalmente al asimilar su significado.

Todavía no me había repuesto de la sorpresa cuando escuché a Roció decir:

-¿Qué respondes? Aceptas que entre los dos adiestremos a esta puta o por el contrario, tendré que ocuparme yo sola de vosotros dos.

-Sin lugar de dudas, acepto.

Mi hasta hacía unos segundos amada esposa no pudo reprimir su satisfacción y pegando un suspiro, se agachó frente a mí diciendo:

-¿Desea mi amo que le sirva?

-No, zorra ?contesté- antes quiero que veas como me follo a una verdadera mujer.

La reacción de Rocío no se hizo esperar y despojándose de la toalla, se lanzó a mi lado. Verla desnuda y deseando mis caricias fue algo que no me esperaba y sin dudarlo la acogí entre mis brazos.

-¡No sabes cómo deseo sentir tu polla dentro mío!- me dijo la mujer que hasta hacía unos momentos pensaba que iba a ser mi torturadora.

-No tardaras en sentirlo- contesté pegándola a mí.

La muchacha me respondió con una pasión arrolladora y pegando su cuerpo al mío, dejó que la acariciara. Mis manos al recorrer su trasero descubrieron que tenía un culo duro y bien formado. No me hizo falta su permiso para pasar mi mano por su entrepierna. Mis dedos completamente empapados dieron fe de la excitación que dominaba a esa cría y llevándoselos a la boca, la obligué a probar su porpia excitación mientras le decía:

-¿Qué hacemos con nuestra esclava?

Descojonada, contestó:

-¡Qué mire!

Desde el borde de la cama, Maite nos miró con una mezcla de deseo y envidia. Sabiendo lo que esa mujer necesitaba y olvidando a mi esposa, susurré en su oído:

-Eres una putita pervertida.

-¡Habló el que viola a mujeres drogadas! ? respondió mientras con sus manos acomodaba mi pene entre sus piernas.

-Ahora va a ser mejor- contesté mientras me metía en su interior.

Rocío gritó de satisfacción por la violencia de mi estocada pero no hizo ningún intento de separarse, al contrario, tras unos segundos de indecisión se empezó a mover buscando su placer. Lo estrecho de su sexo dio alas a mi pene y tomándola de sus pechos, comencé a cabalgarla. Dominada por la lujuria, la muchacha me rogó que la tomara sin compasión. Cada vez que la cabeza de mi glande chocaba con la pared de su vagina, berreaba como loca, pidiendo más. Su completa entrega elevó mi erección al máximo y cambiándola de postura, la puse a cuatro patas.

Al verla en esa posición, recordé que nunca me había atrevido a usar su culo no fuera a ser que al día siguiente se diera cuenta y por eso tras darle un sonoro azote, le pregunté:

-¿Te han follado alguna vez por detrás?

-No- contestó- pero ahora te necesito en mi coño.

Satisfecho por su respuesta, la volví a penetrar mientras de reojo veía a mi mujer masturbándose por la escena. Olvidándose de su papel de sumisa, estaba dando rienda suelta a su lujuria al verme con otra.

-Sigue, ¡que me encanta!- protestó la morena al notar que aminoraba mi ritmo.

La calentura de las dos mujeres era tal que comprendí que a partir de ese día, iba a tener que satisfacer a ambas y por eso concentrándome en ese instante, decidí pedir ayuda a la que se había conformado con ser nuestra esclava:

-Cómele los pechos a tu ama.

Ni que decir tiene que Maite, se lanzó sobre las tetas de esa muchacha sin protestar y ella al sentir que eran cuatro manos, dos bocas y un pene los que la estaban amando no pudo evitar pegar un grito de satisfacción. Buscando un punto de apoyo, me agarré a los dos enormes melones que la naturaleza le había dado.

Ese nuevo anclaje, permitió que mis penetraciones fueran más profundas y con mis huevos rebotando en su sexo, me lancé a un desenfrenado galope. Rocío, convertida en mi montura, convulsionaba cada vez que sentía a mi glande chocar contra la pared de su vagina. Fue entonces, cuando al sentir que estaba a punto de explotar, le mordí el cuello.

Es difícil de expresar su reacción, sollozando, gritó que nunca la dejara de follar así. Su absoluta entrega fue la gota que le faltaba a mi pene para reventar y esta vez, fui yo quien rugió de placer sentir que regaba con mi simiente su interior. Ella al advertir mi orgasmo, se desplomó en la cama mientras todo su cuerpo no dejaba de agitarse con los últimos estertores de su rendición.

Al quitar mi miembro de su interior, Maite tomó mi lugar y como posesa, se dedicó a beberse el semen con el que había llenado el sexo de la morena. Esa mamada inesperada, prolongó el éxtasis de Rocío hasta límites nunca sospechados y solo tras una serie de orgasmos consecutivos, separó a mi mujer y abrazándose a mí, me dijo:

-Dile a esa puta que prepare mi culo, quiero que vea como me lo desvirgas.

No tuve que decírselo, mi amada esposa al oírlo pegó un grito de alegría diciendo:

-Ahora mismo, me pongo a ello- tras lo cual separando las nalgas de su ama, sacó la lengua y empezó a relajar ese rosado esfínter.

La inquilina y mi esposa en Relatos eroticos de Dominación (relatos eroticos )

La inquilina y mi esposa en Relatos eroticos de Dominación (relatos eroticos )

La inquilina y mi esposa en Relatos eroticos de Dominación (relatos eroticos )

» VER INTERPRETACION (HD): La inquilina y mi esposa en Relatos eroticos de Dominación

La inquilina y mi esposa en Relatos eroticos de Dominación (relatos eroticos )

Videos Pornos Relacionados:

Tags: , , , , , , ,

Querida Dina 2 en Relatos eroticos de Maduras

Video Porno de: Maduras

febrero 25th, 2014 >> Relatos Eroticos

Querida Dina 2 en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

» Relato Erotico: Querida Dina 2 en Relatos eroticos de Maduras

Querida Dina 2 en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

A la mañana siguiente me despertó con un beso en la boca dulce despertar diciéndome:

D: Tu beso de buenos días, mi niño, levántate dormilón.

Medio dormido me levante me dirigí a asearme mientras Dina hacia el desayuno,

Desayunos juntos con más caricias y arrumacos durante el desayuno ella me prometió que a mi vuelta de clase me esperaría una sorpresa, nos terminamos de preparar y salimos como el día anterior en mi moto yo a las clases y Dina a su trabajo.

Al terminar las clases volví a casa lo más rápido que pude quería ver mi sorpresa llegue a casa al abrir la puerta me encontré a Dina vestida de forme espectacular

Una blusa blanca que lucía un generoso escote que dejaba ver una generosa porción de las tetas de Dina que irremediablemente era donde se posaban mis ojos, también llevaba puesta una falda color burdeos que quedaba unos centímetros por encima de sus rodillas ceñida que saltaba su gran culo no llevaba puestas medias dejando ver sus piernas y unos zapatos negros con un poco de tacón peinada de peluquería maquillada con los labios y uñas del mismo tono de rojo y el resto de la cara maquillada, era una visión nueva y excitante visión para mí que ni el día que hablo con su familia por cam estaba así de guapa y por supuesto así de sexy al menos para mis ojos ya que siempre vestía de pantalones, botas y camisetas o un foro polar cambiaba mucho su aspecto.

D: Hola mi niño ¿Te gusta lo que ves?, es tu sorpresa.

E: Si mucho estas ggggguuuuuuuaaaaaaaa.

Ella esbozo un sonrisa picarona y giro sobre si misma

D:¿No dices nada?.

E: Estas que cortas la respiración

D: Así jajajajaja.

Mientras ella caminaba hacia al llegar me beso en la boca y una de sus manos acaricio mi ya bastante abultada polla que fue convenientemente masajeada por encima de Jeans.

Eso me puso a mil por hora me la hubiera follado allí mismo en aquel mismo segundo pero aquellos instantes de gloria terminaron hay.

D: Vamos a comer hoy hay comida típica de Ecuador bien sabrosa a ver si te gusta

E; Si seguro que si eres una gran cocinera.

Me senté a la mesa súper empalmado y Dina se sentó justo enfrenta de en la mesa la mesa de la cocina es peque lo que me permitió ver en primer plano el fabulo escote que ella lucia sin ningún pudor mis ojos se clavaban en aquel escote.

D: Edu cielo no entiendo, ¿Cómo no tienes novia?

Pensé lanzarme un poco y le dije:

E: Las chicas de mi edad no son para mí son complicas y controladoras me guastan así como tu si te pudiera clorar, o tuvieras una hermana gemela que estuviese tan buena como tú para mí solo.

A Dina le entro un ataque de risa diciendo entre carcajadas:

D: No tengo gemela jajajaja ¿Para qué quieres copiarme?

E: Para hacer travesuras con ella, (Poniéndome rojo).

D: Mi niño quiere ser travieso y se puso colorado jajajajaja.

Agache la cabeza porque soy algo tímido, Dina se dio cuenta de ella y se levanto a cambiar los platos y de paso me dio un pico en los labios, se sentó en su sitio.

D: No necesitas copias si tienes la de verdad aquí cielo y a ver cuéntame ¿Con que harías travesuras mi niño?

E: Aaaaaaa pues (En voz baja) con esas tetas.

D: ¿Te gustan las Lolas de Mami?

E: Sabes que si

D: ¿Te gustan mucho?

E: SSSSSSSIIIIIIIIIIIIII!!!

Dina coloco las manos a ambos lados de sus tetas y las apretó hacia dentro lo que aquellas dos maravillas chocaran y emergieran hacia arriba dejándome ver como casi explota el escote de su blusa.

D: Ven aquí.

Indicando que me sentara a su lado y así lo hice, puso morritos y eso significaba que quería que la diera un pico y así lo hice.

D: Ahora aquí (Moviendo el pecho Derecho que bese lo que sobre salía del escote la piel morena más suave y deliciosa que jamás había besado mientras Dina cerraba los ojos).

D: Ahora aquí (Moviendo el pecho Izquierdo que bese como el anterior).

D: Ahora aquí (En el canalillo del escote).

Mi polla estaba a punto de reventar los pantalones y yo estaba como una nube que hubiera hecho todo lo que Dina me pidiera.

Me volví a besar en la boca metiendo me la lengua hasta el fondo.

D:¿Qué más te gusta de Mami?

E: Es culazo que tienes me vuelve loco y lo sabes.

D: Jajajajajajajaja aquí lo tienes.

Se levanto de la mesa se coloco de espaldas a mi hecho el culo hacia atrás diciendo me

D: Todo para ti mi niño.

Puse mis manos sobre aquellas dos enormes nalgas tan deseadas por mi y aun por encima de la falda pude notar que o bien usaba tanga o no llevaba bragas y se lo pregunte:

E: ¿Llevas un tanga Mami?

D: No he usado nunca eso mi niño (con voz cariñosa y sensual) dijo no llevo nada mi cielo mientras mis manos era incapaces de parar de tocar aquel culo.

Mi polla al escuchar aquello que salir disparada de mis Jeans al no poder liberarla aun de mis pantalones mi bulto ere descomunal y me comenzaba a dolor.

Pasados unos para mí eternos y divinos Dina me pidió que me sentara de nuevo en mi sitio para tomar el postre apenas había probado bocado pero me daba igual era la mejor comida de mi vida hasta entonces, Dina me sirvió el postre puso el suyo en su lugar y se sentó a la mesa y me pregunto:

D: ¿Te gusta tu sorpresa?

E: Si mucho claro que si me encanta dije entusiasmado y feliz.

Dina sonrió y dijo:

D: ¿Quieres mas mi niño?

E: SSSSSIIIIIIIIIIII!!!!!!!!!!!!!

Cuando de repente siento como uno de los pies de Dina toca mi entrepierna.

D: La tienes grande y muy dura mi niño ¿Es por mi?

Ya casi sin poder más dije:

E: Si claro que si Mami gustas mucho eres la mujer más sexy y hermosa que conozco.

D: Jajajajajaja

Y sonó el telf era su marido Osvaldo bajo el pie de mi entrepierna se calzo y salió disparada de la cocina al salón, para atender la llamada, y yo me quede con polla dura como el acero, Salí de la cocina y me fui al cuarto de baño y allí me corrí como nunca el semen salía disparado salpicándolo todo a borbotones y en cantidad lo limpie todo lo mejor que pude, pase por el salón me despedí de Dina que aun seguía con la llamada, y me fui a las clases prácticas de carnet de conducir sin dejar de pensar lo que podía a ver pasado y no paso.

Después de unas 2 horas regrese a casa Dina salió a recibirme:

D: Mi niño ¿Qué tal las clases?

E: Bien muy bien.

D: Me puedes encender la camarita a ver si puedo hablar con mi mama.

Hice la conexión del MSN, cogí mis libros y me fui a estudiar al salón ya que la PC está en mi cuarto y la estaba usando Dina a la vez que mi lugar de estudios y como la P.A.U. (Prueba de Acceso a la Universidad) estaba cerca y tenia ejercicios que hacer me puse a ello.

Después de unas 3 horas Dina toco a la puerta del comedor entro diciéndome que me quería presentar a su Mama.

Fuimos a mi cuarto y por Webcam me presentaron a Doña Ana María La conversación fue la típica de halagos mutuos para quedar bien? tras como 10 min de conversación deje que Dina se despidiera y cerré la PC., Dina se fue a la cocina a hacer la cena y yo al salón por a por mis libros y apuntes y volverlos a mi cuarto.

Cuando regrese a la cocina me encontré a Dina llorando y sollozando:

E: ¿Qué te pasa Mami?

D: Nada mi niño hace mucho que no veía a mi mama, está muy cambiada.

E: Yo la vi estupenda casi tan guapa como la hija.

Y me acerque a ella y la di un piquito y la abrace.

E: El tiempo pasa para todos (Mientras con una servilleta de papel le secaba las lágrimas que le caían por la cara).

E: No quiero esa hermosa cara con lagrimones Mami.

Me abrazo y se calmo, yo me puse a poner la mesa y ella con la cena y en 15 min estuvo echa la cena, cenamos sin nada digno de mención hablando de tonterías sin importancia.

Después de la cena Dina se quedo recogiendo los platos etc. y yo me fui a mi cuarto a seguir con mis ejercicios y deberes.

Como a eso 23 horas toco Dina a la puerta diciéndome que hora de irse a dormir así que recogí mis libros y apuntes y me dispuse para irme a la cama.

Cuando se presenta en mi cuarto Dina:

D: No se me hace dormir sola allá, así que voy a dormir contigo ¿Si tu quieres?

E: Si claro que quiero (Mientras pensaba para mi llevo queriendo eso meses ya era hora)

Ella sonrió ante mi respuesta afirmativa y se dirigió al WC, yo me cambie de ropa a la velocidad de la luz con una slip blanco y una camiseta vieja de estar por casa que es lo que me solía poner.

Cuando volvió del WC se coloco de espaldas a mí se quito la falda, la blusa y oooooohhhh sorpresa el sujetador y las bragas eran de color violeta sencillos sin adornos se saco el sujetador su puso un camisón blanco de tirantes y se dejo las bragas coloco su ropa en la silla y se dirigió hacia mi cama en la cual yo ya estaba acostado y medio empalmado.

Se metió en la cama me beso en la boca y me dijo:

D: Mi niño hoy no podemos coger y me volvió a besar (Pensé que tendría la regla).

E: Vale como tu quieras se giro y me pegue a ella y polla medio erecta tropezó con su culo

D: ¿Mi niño que haces?

Sin decir nada para que no se enfadase me puse boca arriba pero mi polla levantaba la ropa hacia arriba por estar empalmado y cachondo.

Dina también se puso boca arriba y vio mi erección.

D: ¿Mi niño eso es por mí? (Clavando sus ojos en mi erección).

E:Si claro que si bien lo sabes.

Sin decir nada por debajo de las sabanas agarro mi polla con su mano y la empezó a acariciar lo que hizo que mi polla se pusiera a mil.

D: Esto no puede seguir así, tenemos que hacer algo mi niño.

Se levanto de la cama me ordeno que hiciera lo mismo y que pusiera frente por frente de ella y así lo hice.

D: Te voy a ayudar porque te quiero y eres muy especial para mí pero esto debe ser nuestro secreto.

E: Vale (Muy tímido y muy bajito).

Se puso de rodillas frente a mi yo seguía de pie, ella separo un poco mis piernas agarro con las dos manos mi slip y lo bajo, mi polla salió disparada como si fuera un muelle estaba dura recta como un poste gorda rojísima en especial la cabeza las venas resaltaban sobre la piel de mi polla bien marcadas.

D: Dios vendito mi niño que verga más hermosa tienes vas hacer muy feliz a muchas mujeres uuuuuuuuuuuffffffff.

E: Es para ti Mami.

Y sin más se la introdujo en la boca y comenzó a hacerme la mejor y más maravillosa mamada que me avían hecho nunca.

Comenzó a comerse la cabeza de pillo como si de una bola de helado se tratase jugando a la vez con su legua con ella mientras me miraba a los ojos.

D: ¿Te gusta lo que te hace Mami?

E: Si mucho Mami!!!!!.

Siguió chupándola tragándosela casi toda y intercalando lamidas tipo bola de helado con besitos en la punta y volviendo a tragársela de nuevo, estuvimos así unos minutos que estaba en la gloria.

Paro unos segundos su delicadas atenciones a herramienta y se quedo mirándola, se bajo los tirantes del camisón dejándome ver por primera vez claramente sus inmensas tetas de piel morena color café con leche las aureolas color marrón oscuro casi negro del tamaño de una galletas María y coronadas por uno pezón duro y bien tieso.

D: ¿Te gustan?

E: Siiiiiiiiiiii ¿Puedo tocarlas?

D: Si mi rey claro que sí.

Me puse de rodillas coloque mia manos sobre aquellas dos maravillas las comencé a tocar y acariciar lo que hizo que las tetas se pusieran aun mas duras y grandes.

Dina tomó mi cabeza y la dirigió hacia uno se los pezones ordenándome que las mamase y a ello me puse con todas mis ganas desde que deje de bebe las de mi madre mi boca no había probado mas tetas.

D: Chupa chupa chupa chupa más duro más duro más duro mi rey no pares

Obedecí gusto intentando satisfacer lo mejor posible a Mami mientras mi boca iba de una teta a otro dirigida por las manos de Mami que sujetaba mi cabeza con ambas manos

D: Chupa chupa chupa chupa más duro más duro más duro

Mami saco mi cabeza de aquellas deliciosas tetas me beso en la boca su lengua y la mía se cruzaron jugaron por unos segundos me saco la camiseta y me ordeno poner de pie.

D: Tienes una hermosa pija mi rey.

E: Es tuya.

Mami se incorporo un poco mas y coloco mi polla en medio de sus pechos que eran la cosa más suave donde había estado mi polla y comenzó a masajear mi polla en sus tetas y a la vez me daba besos en la polla haciéndome delirar.

D: Avísame cuando te vayas a correr mi rey.

Pocos minutos después

E: Mami me corroooooo me corrooooo.

D: Espera que quiero tragarme tu leche mi rey.

Se coloco mi verga en la boca y la comenzó a lamer besar y mamar hasta que me corrí en su boca, se trago toda la leche y dejo mi polla limpia y reluciente tirado boca arriba sobre mi cama mientras ella iba al WC.

Estaba como en una nube de felicidad en unos 5 min Mami volvió nos besamos nos metimos en la cama nos abrazamos y nos dormimos asta la mañana siguiente.

Continuara?

Querida Dina 2 en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

Querida Dina 2 en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

Querida Dina 2 en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

» VER INTERPRETACION (HD): Querida Dina 2 en Relatos eroticos de Maduras

Querida Dina 2 en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

Videos Pornos Relacionados:

Tags: , , , , , , ,

El primer amante en Relatos eroticos de Infidelidad

Video Porno de: Maduras

febrero 27th, 2014 >> Relatos Eroticos

El primer amante en Relatos eroticos de Infidelidad (relatos eroticos )

» Relato Erotico: El primer amante en Relatos eroticos de Infidelidad

El primer amante en Relatos eroticos de Infidelidad (relatos eroticos )

Lo recuerdo como si fuera ayer, y eso que ya han pasado 5 años. Por aquel entonces, tenía 28 años, llevaba el pelo largo, liso y rubio, ojos azules, alta, 95 de pecho, talla 38, me gustaba vestir con trajes de chaqueta, minifaldas, zapatos de bastante tacón, ropa intima sexy, vestidos por encima de la rodilla y en plan informal, vaqueros de pitillo, tops, pantaloncitos cortos en verano?

Por cierto me llamo Roxana.

Me había casado con un apuesto ejecutivo de una multinacional muy importante dedicada a las importaciones y exportaciones de productos de lujo.

Mi marido Robert ganaba mucho dinero y recientemente, le habían ascendido, se había convertido en un alto directivo, y eso también le suponía que tenía que viajar continuamente por negocios.

Yo trabajaba de secretaria de dirección en una empresa que acababa de quebrar, mi esposo, hablando con Tomás, su jefe, había conseguido que este me recibiera en una entrevista con el fin de obtener un empleo.

El lunes, fuimos juntos a su empresa, Tomás me recibió en su despacho, me ofreció ser su secretaria, ya que el anterior había dejado vacante el puesto para dedicarse a sus hijos.

El puesto ya era mío, Tomás tenía un gran cariño a mi marido, y además era íntimo amigo de mi suegro, por lo que entre eso y mi currículum no tuve el menor problema para pasar la entrevista.

Me comentó que un grupo de directivos le acompañarían a Swellendam, Occidental del Cabo, SUDÁFRICA. Entre ellos Robert. Me propuso que fuera con ellos, pues estarían allí unos 15 días, así, por un lado me serviría de descanso y no estaría sola, quería que me ?cargara las pilas? pues a la vuelta, mi ritmo de trabajo sería muy estresante,?

Me gustó mucho la idea y Robert estaba encantado de que le acompañara en este viaje, aunque ya sabía que no estaría conmigo mucho tiempo pues estaría muy ocupado con largas reuniones, comidas, etc.

La salida estaba prevista para el viernes, durante la semana, había firmado el contrato, hecho mil gestiones, compras, peluquería, papeleos,?

Llegamos al hotel el viernes por la noche, era muy lujoso, reservado en exclusiva para la empresa, con 20 bungalós separados, muy amplios por dentro, cama enorme, gran armario empotrado, sofá, pantalla plana, cuarto de baño completo con una bañera inmensa con capacidad para dos personas, plato de ducha, impresionante diseño, bien decorado todo, el exterior blanco, amplias zonas verdes, pista de tenis, piscina enorme con sus tumbonas de color negro muy cómodas, puestas de dos en dos con mesitas en medio, sombrillas fijas cuadradas, había spa, sauna, gimnasio, en fin increíble.

El restaurante estaba algo apartado de los bungalós, nada más entrar estaba la recepción del hotel, y entrando por una gran puerta corredera, el comedor.

Muy lujoso también, barra grande, muchas mesas, zona para copas?

Nuestro equipaje ya estaba en nuestro bungaló, habíamos quedado con todos para cenar, teníamos que ir en plan informal, yo quería causar buena impresión, me puse un sencillo vestido de color negro, me llegaba por encima de las rodillas con la parte de abajo con algo de vuelo y arriba con tirantes un poco gruesos, algo de escote, y por supuesto medias transparentes de verano y mis zapatos de tacón negros.

Todos nos estaban esperando en el restaurante, llegamos, y nos sentamos, había dos camareros, uno en la barra y otro servía nuestra mesa.

El gerente del hotel, vino a saludarnos, nos comentó que al no recibir muchos clientes por ser temporada baja, había pocos empleados, a parte de los dos camareros, dos cocineros, 3 mujeres del servicio de limpieza, un masajista que además controlaba el spa, y el resto tales como el profesor de tenis, monitor del gimnasio, socorrista, etc., venían para las temporadas altas, ya que el hotel sólo lo habían abierto para nuestra empresa durante esos 15 días.

El camarero que nos servía, se presentó, se llamaba Saúl, negro muy atractivo, musculoso, pelo corto, ojos oscuros, alto, el uniforme le sentaba muy bien.

En la mesa sólo éramos tres mujeres, el resto hombres, las otras dos pasaban de los 45, y aunque vestían bien, no eran para nada atractivas.

Saúl me miró fijamente cuando me dio el menú de la cena, fui la última a quien se lo repartió y después de tomarnos nota, se dirigió al interior de la cocina para entregar la comanda al cocinero.

Cenamos tranquilamente, todo estaba delicioso, sobre todo el postre, al finalizar, nos pasaron a la sala de copas, Saúl se quedó atendiéndonos, y su compañero le sustituiría un poco más tarde cuando terminara de cenar y los dos cocineros, se retiraron a dormir.

Me aburría, todo el rato estaban hablando de trabajo, sentía como si fuera invisible, a veces me pedían mi opinión sobre algún tema pero enseguida volvían sin darse cuenta a darme de lado, y además la música prácticamente no me dejaba escuchar lo que decían, los tacones ya me estaban matando, decidí sentarme en un sofá al fondo de la sala.

Saúl no me quitaba ojo, desde la barra me miraba como si me estuviera haciendo una radiografía, me sonreía, venia cada dos por tres a ver si quería algo, y en una de las ocasiones se me acercó al oído?

No deberían dejar que estés aquí sentada
Disculpe
Una mujer tan hermosa no debería estar aquí sola ? respondió- ¿te sirvo algo?
No gracias, me voy a ir a mi habitación, esto es un completo aburrimiento.
El compañero de Saúl vino a sustituirle, y yo decidí volver al bungaló, tenía intención de darme una ducha y acostarme.

Robert, me voy a retirar ya si no te importa
Claro cariño ? respondió mi marido ? yo aun tardaré un poco
¿Pero cuanto? ¿Me vas a dejar sola Robert?
¡No te pongas pesada! Iré en un par de horas.
Me fui directa al bungaló, estaba enfadada, aunque estuviera por trabajo, quería que me dedicara algo de tiempo, sentía que no tendría que haber ido.

Me quité la ropa, y me di una ducha rápida, con la toalla blanca corta envolviendo mi cuerpo, tenía que salir del baño, había olvidado el secador en la maleta, por lo que abrí la puerta para ir a cogerlo y allí estaba el camarero, Saúl, completamente desnudo?

¡Qué hace usted aquí!
Dijiste que te aburrías blanca y he venido a darte diversión
¡Dios mío!- exclamé al ver como su enorme polla se erectaba
Traté de volver al baño, pero él fue más rápido que yo, me cogió con fuerza y me acorraló de espaldas a la pared, con su boca tapó la mía, con una de sus grandes manos, aprisionó las mías sobre mi cabeza, tenía muchísima fuerza, con la otra mano, me quitó la toalla de tirón y quedé completamente desnuda ante semejante hombre.

Con su mano libre comenzó a masturbarme, lo hacía muy deprisa e intensamente, y no sé por qué, aquella situación empezó a excitarme bastante, una parte de mi no quería, por Robert, pero es que ese hombre me hacía sentir las estrellas.

Me dejé llevar por el deseo y la excitación, ya no me resistía, cedí a sus besos, y mis jadeos fueron en aumento.

Sin esperar más me agarró de mi pierna izquierda, la levantó, y la colocó doblada encima de su brazo, su polla se dirigió a mi coño húmedo, y la empezó a introducir, lo hacía primero suave y despacio, la metía hasta el fondo, la sacaba, luego la deslizaba suavemente hasta dentro, y tras repetir varias veces, empezó a subir la velocidad y la intensidad, y cada vez más, me estaba volviendo loca de placer.

Yo no paraba de tener un orgasmo tras otro, Saúl comenzó a ponerse aun más cachondo y fogoso, me dio la vuelta y me puso de cara a la pared y volvió a embestir a mi coño, me levantaba bien la pierna y continuaba follándome sin parar, yo estaba en el cielo, me dio la vuelta otra vez, y en esta ocasión mi pierna la puso encima de su hombro, y aunque me dolía un poco por no estar acostumbrada a estirarme tanto, aquel dios del sexo me estaba proporcionando el más absoluto de los placeres.

Luego bruscamente, bajo mi pierna, con movimientos rápidos se colocó tras de mí, sin soltarme me llevó hasta la cama, me tumbo, me abrió las piernas y me empezó a comer el coño como jamás nadie lo había hecho, su lengua era muy grande y me daba un gran placer todo cuanto me hacía, me metía los dedos a una gran velocidad, me dilató el coño hasta que casi le cogió la mano entera.

Yo no paraba de gritar de placer, luego, puso sus manos a cada lado de mis hombros y como si estuviera haciendo flexiones, empezó a meterme su grandioso y poderoso falo, me cogió las dos piernas y las puso sobre sus hombros y continuó, no sé cuantas posturas llegamos a hacer, yo había perdido ya la noción de todo, estaba en el paraíso, el mundo no existía para mí en aquel momento, luego me dio la vuelta, me puso a cuatro patas, aquello era increíblemente excitante, su polla me llegaba hasta el fondo de mi coño, la sacó, empezó a comerme el culo, me chupaba el ano, y lo empezó a lubricar con su saliva y mi corrida.

Me desvirgó el culo, y lo preparó tan bien que no me dolió, al revés, me hizo subir aun más al cielo.

Ya pasado un buen rato penetrándome por los dos agujeros, había llegado el turno de mi boca, me levantó de la cama, me arrodillé en el suelo, puso su polla enfrente, y yo abrí la boca, tenía que devolverle de alguna manera tanto placer.

Agarré bien duro miembro por la base, comencé chupando y lamiendo sus ricos huevos, se veía que se lo cuidaba y depilaba, igual que el resto de su macizo cuerpo de chocolate, suavemente deslicé la punta de mi lengua hasta el glande, luego lubrique su polla con mi saliva y le empecé a pajear, aumentaba a cada segundo mi velocidad, y el mirándome, agarró mi cabeza, se sujetó el pene, y lo introdujo en mi boca, empecé a sorberla, de arriba abajo, la sacaba y la lamia y me la volvía a meter el me cogía la cabeza con las dos manos y me la metía como si fuera mi coño, luego de la excitación, fue más rápido, y entonces sin avisarme ni nada, se corrió en mi boca, luego saco su miembro y me dijo que me lo tragara.

Yo había disfrutado tanto que lo hice por darle gusto.

Luego me metí nuevamente en la ducha, cuando salí, ya no estaba, y me sorprendió el hecho de que él, se había ocupado de todo, cambió las sábanas, lo ventiló, echó ambientador,? estaba claro que no quería buscarme problemas.

Me puse el pijama, me sequé el pelo, cogí un cigarro y salí a fumar a la terracita que tenía el bungaló.

No me podía creer lo que había ocurrido, estaba absolutamente en la gloria, relajada, tranquila, mi coño aun excitado y con una sensación muy placentera.

Al poco rato vino mi marido, me saludó, me dio un beso y se fue a la ducha el muy cerdo, yo seguía para su ignorancia en mi paraíso, y tampoco me importó que cuando saliera se fuera directamente a dormir.

Es más aun me quedé un rato despierta recordado la morbosa situación que había vivido, y pensé que ya que Robert no me hacía caso, yo no iba a aburrirme y a esperar sentada a que se dignara a hacer de esposo, yo sabía que él era muy convencional para el sexo, pero de ahí a que no me tocara casi nunca pues la verdad, no me parecía bien, y decidí ?vengarme? cediendo a los encantos de mi primer amante.

Continuara?

El primer amante en Relatos eroticos de Infidelidad (relatos eroticos )

El primer amante en Relatos eroticos de Infidelidad (relatos eroticos )

El primer amante en Relatos eroticos de Infidelidad (relatos eroticos )

» VER INTERPRETACION (HD): El primer amante en Relatos eroticos de Infidelidad

El primer amante en Relatos eroticos de Infidelidad (relatos eroticos )

Videos Pornos Relacionados:

Tags: , , , , , , ,

Querida Dina en Relatos eroticos de Maduras

Video Porno de: Maduras

febrero 24th, 2014 >> Relatos Eroticos

Querida Dina en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

» Relato Erotico: Querida Dina en Relatos eroticos de Maduras

Querida Dina en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

Me llamo Edu y esto que les voy a contar sucedió cuando yo contaba con 18 años, y es verídico.

Mi Padre y yo vivíos solos en una casa en el extra radio de la ciudad donde residimos y como mi madre falleció hace ya unos años para las labores domesticas de la casa mi padre había contratado a una señora que por razones familiares se cambio de ciudad así que debido a eso se vio obligado a contratar a otra señora Dina una señora de unos 50 años de aproximadamente 1.65 m de altura Ecuatoriana de pelo negro de melena de piel morena y rellenita con unas tetas y un culo enormes de carita redonda risueña y con pinta de buena gente,

Mi padre me le presento diciéndome que sería la nueva asistenta y que yo debía enseñarle las cosas de la casa y sus labores ya que el por razones de su trabajo estaría fuera de casa a si quedamos para el día siguiente.

Yo regresaba de mis clases a eso de las 15:30 de la tarde y a las 16:00 llego Dina le mostré donde estaba el cuarto donde se podía cambiar el cuarto de las plancha el de las escobas etc. así como sus tareas y la deje para que se cambiara de ropa para hacer su trabajo y yo me fui a comer?

Pasaron dos meses y ella y yo nos llevábamos Dina era cosas con varios hijos que vivan en su país de origen y a ella le conté de mama y del mi vida creo que desde que supo de lo sucedido con mama por pena me comenzó a llamarme mi niño cosa que no me molesto yo seguía con mi vida estudios deporte colegas etc la vida de un chico de 18 años 1.80 de altura 78 Kg pelo castaño corto ojos color miel piel muy muy blanca y en buena forma física ya que hago bastante deporte desde niño natación, judo, futbol etc.

Un día después de comer me fui a mi cuarto busque un video por de una tetuda culona que se la estaban follando dos puse los auriculares para que no oyera el sonido me saque la polla ya medio tiesa y me puse a pajearme y cuando estaba en esto entro Dina a mi cuarto y pillo en plena faena yo no la sentí llamar ya que con los auriculares ni cuanta me di de que tocase a la puerta, Dina tenia la vista fija en mi polla y la cara desencajado por lo que había visto, me tape como pude y Dina salió escopetada de mi cuarto, me arregle como pude y salí detrás de ella para pedirle perdón y sobre todo que no le dijera mi padre para evitar mas problemas aun le pedí perdón y suplique que no se lo contara a mi padre casi me puse de rodillas ella me prometió que no diría nada a mi padre y así pasaron 2 o 3 días cuando estaba comiendo y Dina limpiando la cocina y los cacharos del desayuno Dina me dijo que quería hablar de lo que había pasado el otro día:

D: Mi niño debes buscarte una buena niña que te quiera y te cuide y no hagas mas eso don tu verga mi niño es malo para tu salud?

E: Jajajajaja no Dina llevo haciendo me pajas desde los 12 o 13 años no le pasa nada a mi salud es mas es bueno hacer eso.

D: Mi abuela les decía a mis hermanos que se quedarían ciegos si hacían eso.

E: Jajajajaja jajajajaja no eso supersticiones de viejas, no me va pasar nada malo tranquila.

D: Mi niño debes buscarte una buena novia y que ella se ocupe de ti

E: No tengo novia todavía las chicas de ni edad son unas niñatas controladoras celosas siempre colgadas de ti mandándote masajes llamándote y controlándote cada 5 min lo veo en mis amigos y además a mí me gustan mayores que yo,

D: A sí ¿Y eso por qué?.

E: Porque me gustan las tetas y los culos grandes y tienen más experiencia y te lo pasas mejor con ellas en la cama o eso dicen, algo así como tú.

D: NIÑO!!! no necesitas a ninguna vieja ve a estudiar.

E: Era un piropo no te enfades estas muy bien,

Mientras ella me miraba con mala cara y medio enfadada así que decidí que era mejor irme a mi cuarto.

Pasaron unos días y Dina me pregunto si sabía que eran eso Chats y los Emilios (E-mail) que ella no era mi leida y no entendía esas cosas modernas le dije que si que le podía hacer una cuenta y enseñarla a usarlo se puso muy contenta y quedamos en quedamos que el sábado después de que hiciera la comida para semana lo haríamos (Era una gran cocinera así que cuando mi padre probo alguna de las cosas que ella nos trajo hechas por ella llego al acuerdo para que nos cocinera los sábados para toda semana y así lo hicimos.

Llego el sábado y a eso de las 15:00 h nos pusimos con la tarea mientras yo le preguntaba sobre las cosas necesarias para darla de alta en el MSN ella me explico que amigos le habían dicho que era más barato que llamadas a larga distancia una vez hecho agregamos a la dirección de una de sus sobrinas, dado que Dina no sabía escribir con el teclado le puse la webcam y el micrófono y así pudo ver y hablar con sus sobrinas que hacía mucho que no veía.

Se puso tan contenta que al terminar la conversación se puso a saltar y a gritar y yo por primera vez vi botar aquellas dos maravillosas tetas arriba abajo arriba abajo arriba abajo arriba abajo y para mi mayor sorpresa me abrazo por el cuello y me beso en la boca, que paralizado saber qué hacer ni que decir por unos instantes cuando ella se dio cuenta de lo que había hecho unos pasos para atrás y me pidió perdón le dije que no pasaba nada y que alegraba mucho de verla así de contenta ?

Me pase lo que restaba del fin de semana pensado en lo sucedido y calculando las posibilidades que tenia con ella y con grandes ganas de que llegara el lunes a ver que mas podía pasar.

Llego el lunes y no paso nada en especial salvo que ella me comento que si sería posible que su esposo vinera a casa para ver a su familia a lo que yo le comente que se lo iba a comentar a mi padre que necesitábamos su permiso ella dijo estar de acuerdo y me pregunto varias cosas:

D: Mi niño, ¿Cuánto cuesta una computadora?

E: Pues depende de lo que quieras hacer con ella y del presupuesto que dispongas.

D: Es para hablar con la familia y eso de los Emilios (E-mail) lo más barato que se pueda.

E: Pues un Ordenador medio bueno mas la pantalla teclado etc. unos 500 a 800 ? más o menos se lo compras en alguna oferta o incluso de segunda mano puede que te salga más barato.

D: Tanta plata mi niño si que son caras las computadoras

E: Si son caras y además tienes que contar con que también debes pagar el recibo internet que ronda los 60 o 65 ? depende de la oferta que selecciones.

D: Si que es costo.

E: Además debes aprender a manejar el ordenador.

D: Yo soy muy bruta para aprender a manejar la computadora.

E: No que va yo te enseño yo te doy clases? la conversación sigo así por un rato

Ese mismo día a la noche le comente a mi padre lo del marido de Dina y no puso ningún reparo Los días pasaron y llego en sábado por la mañana madrugue dado que la PC está en mi cuarto hice mi cuarto y a eso de las 10 de la mañana llego Dina peinada peluquería maquillada con las uñas pintadas con zapatos de tacón falda y una camisa blanca escotada esta distinta acostumbrado a verla con bata con la que hacia la limpieza o de Jeans y jersey o con un polar la cosa y sin arreglar cambia mucho estando arreglada debido a la diferencia horaria con su país hasta 15:00 horas de España no era posible conectar con su familia le dio las gracias a papa y le explico que su esposo Osvaldo llegaría como a esa hora y le agradeció dejarla hacer la video conferencia Papa le dijo vendría a comer cosa rara ya que los Sábados solía comer en el Club, debía querer controlar la situación así que papa se fue Dina se puso con sus tareas, nos tropezamos en pasillo y le dije:

E; Estas muy guapa hoy Dina.

D; Gracias mi niño siempre tan considerado y caballero.

E: No para nada es la pura verdad.

D: Quiero estar bien para cuando me vea la familia.

E: Los vas a deslumbrar.

Se hacerlo a mí y me dio un pico en la boca y la verdad es que me desconcertó del todo no sabía qué hacer mi experiencia con chicas era más bien escasa o nula y por respuesta simplemente me quedaba parado eso si no te que esta vez Dina se marcho con una sonrisa y mirándome de lado pícaramente.

Cuando llego mi padre comimos los 3 en la cocina terminamos como a eso de las 15:00 llego el marido de Dina ella nos presento a mí y a mi padre Osvaldo era moreno de pelo negro con bigote regordete más bien bajo y muy seco muy serio nos saludo pasamos a mi cuarto hice la video conferencia y los dejas un rato hablando con sus familiares y al salir del cuarto papa le dijo que podían venir cuando quisieran a usar la PC a lo que Dina aprovecho y saco el tema que ya habíamos hablado del ordenador y le di las mismas respuestas que a Dina esa misma semana el dijo que era muy costoso que el apenas había estudiado lo y que Dina era muy bruta para aprender a manejar una computadora que si no era molestia vendría alguna vez para ver a la familia y que nos lo agradecía mucho el trabajaba en la construcción y mi padre y él se fuero hablando de unos apaños que mi padre quería hacer en sus negocios por si él está dispuesto a hacerlos.

Dina se quedo en casa y cuando se marcharon me dijo lo contenta que estaba por ver a su familia y me volvió a besar para agradecerlo que había hecho y me volví a quedar parado con las veces anteriores ella siguió con lo suyo contentísima por a la familia.

Como no quería comerme el coco como el fin de semana pasado le dije:

E: Dina veras es que eso de que me beses en la boca no sé bien qué hacer.

D: ¿No te gusta mi niño?.

E: Si si si que me gusta solo que tengo miedo de que si yo te beso a ti así te enfades conmigo.

D: No mi niño no me enfadare solo que ten cuidado cuando esta tu papa cerca o mi esposo

Y nos besamos con un largo beso después del cual me fije en el generoso escote que hoy lucia Dina y pasados unos min ella se fue, paso el fin de semana y mi abuela se puso enferman así que papa le pidió a Dina que si se podía quedar unos días conmigo en casa ya que un chico solo en un casa no le daba seguridad por robos y asaltos etc. dado que su esposo estaba trabajando fuera de la provincia por unos días acepto además seguro que mi padre le daría algo mas dinero esa semana.

Mi padre se fue a 15:00 y a las 17:00 llego Dina salí a ayudar con la mochila y la bolsa que traía con sus cosas y las dejamos en la habitación y la bese en la boca me marche de la y la deje cambiándose se puso una camiseta de escote en ?V?de color blanco y manga corta que dejaba ver un hermoso escote de sus tetas y una malla de esa de gimnasia azul celeste corta a la altura de las rodillas que marcaba toda a figura en especial su culo en el que se notaban la marca de las bragas además de chanclas blancas con la melena suelta mis ojos iban al culo desde atrás y al escote desde adelante no lo podía evitar para que viera que me empalmaba la dije que si quería hablar con su familia lo podíamos intentar que hablara con ellos y así fue después de una hora cenamos y fui a mi cuarto pronto y no dormir.

Al día siguiente me levante me asee y baje a desayunar en camisón preparándome el desayuno.

D: Buenos días mi niño ¿Dormiste bien?

E: Buenos días Dina Si muy bien ¿Y tú?

D: Si muy bien, ayer fuiste un niño malo, No me dejaste que diera un beso de buenas noches y me beso en la boca y después me dijo que no se repita

Debajo del camisón no llevaba sostén y cada vez que se movía las tetas botaban dentro del camisón me estaba volviendo lodo aquella visión de lo que tanto ansiaba que fuese mío y en esto ella me dice:

D: Mi niño si quieres estos días mientras estamos solo me puedes llamar Mama o Mami o Mamita solo si tu quieres.

E: De acuerdo Mama (Aquello hizo brincar mi corazón y me entro una emoción por todo el cuerpo que no puedo describir algo así como un calor muy intenso).

D: Mi niño ¿Que bus tomas para ir a tus estudios?

E: Ninguno voy en moto si quieres te acerco yo.

D: De acuerdo.

Dina o Mama se levanto de la mesa recogió y se fue vestir dejando dejándome ver aquel bamboleo de tetas de nuevo.

Antes de salir por la puerta de casa de me beso de nuevo diciéndome:

D: El beso de buenos días de Mami.

E; Bien Mami respondí

Montamos en mi scooter y al montar me agarra por cintura y roza con una de sus manos la polla y me dice:

D: Despacio mi niño que voy aquí detrás.

E: Si claro.

El paso fue largo lo estire todo lo que pude ya que el roce de su mano con mi polla me gustaba al llegar al destino me despedí de ella:

E: Asta luego Mami.

D: Cuídese mi hijo.

Fui a mis clases pero como si no por apenas había prestado atención solo pensaba en Dina en el recreo uno mis amigos estaba pidiendo que le diéramos ideas para regalar a su chica por su aniversario, lo que me dio una idea hacerle un regalo a Dina así que se me ocurrió una idea cerca había una perfumería entre le dije a una de las dependientas que quería hacer un regalo especial compre maquillaje laca de uñas pita uñas perfume etc y puse rumbón a casa, al llegar ella estaba esperando fuera ya que había olvidado las llaves en casa, entre abrí el portón exterior la puerta del garaje escondí mis compras y subí a abrirle la puerta.

D: ¿Que paso mi niño y esa tardanza?

E: Había mucho tráfico.

Y nada más entrar en el pasillo la bese yo y le metí un poco la lengua lo que ella respondió con rico

Pasamos a la cocina.

D: ¿Cómo van esos estudios mi niño?

E: Bien sin novedad.

?

Hablamos un poco más nos cambiamos de ropa Dina se puso una bata de las de trabajar y unos pantalones de Chándal y una camiseta, comimos recogimos los cacharos y Dina se fue un ratito al salón a ver la TV y descansar, yo baje al garaje y subí sus regalos:

E:Toma Mami esto es para ti los regalos del día de madre que no te hice y los cumpleaños etc.

Le la los paquetes y una bolsa

D: ¿Y esto?

E:Por eso me tarde ¿No estás enfada?

D: No para nada mi cielo, solo que hace tanto que nadie me regala Osvaldo no es de regalos.

Mientras ella abría sus regalos y hacía comentarios sobre el contenido de los paquetes.

E: Si te pones guapa para tus hijos en Ecuador yo quiero que lo hagas estos días para mi

D: Si mi cielo si claro que si.

E:¿Te gusta lo que te compre Mamita?

D: Si Muchísimo!!!!!!

Me beso en la boca metiéndome toda la lengua dentro y salió dispara al cuarto de baño a maquillarse etc.

Como a los 20 min volvió al salón maquillada con las uñas de manos pies pintada de rojo como el caramelo de las manzanas de las fiestas al igual que los labios me mostro las todo y me pregunto si le gustaba:

E: Estas bellísima pero es que la bata que llevas no campaña mucho .

D: si lo sé mi cielo pero debo limpiar los azulejos de la cocina y los armarios mañana me visto linda para ti.

Nos acurrucamos un rato en el sofá después de eso dulces min yo me fui a estudiar y ella a hacer sus tareas eso sonriente y súper feliz.

Como a las 2 horas me llamo para que sostuviera la escalera mientras ella limpiaba así nos pusimos y al mirar para arriba por debajo de la bata veo una bragas blancas de encaje que tapan un culo delicioso me quede como inmotivado pasados unos minutos así Dina me pedio bajar, Mientras me decía que no la dejase caer por nada de este mundo la dejaría caer, cuando volvió se subió hacia arriba oooooooohhhhhhhhhh que maravilla no llevaba bragas y podía ver es culazo en todo su esplendor cuando Dina me pregunto:

D: ¿Te gusta lo que ves?.

E: SSSSSSSSSSSIIIIIIIIIIIII claro que sí que culazo!!!!!!!!!!.

D: Jajajajaja me encanta que te guste pero es un culo viejo y caído

E: Yo no pienso así para mi es perfecto.

Tras unos minutos se bajo de la escalera y me dijo:

D: Este es mi regalo para ti mi niño.

E: Me encantan tus regalos Mami.

Mientras yo le tocaba el culo por encima de la bata.

D: No seas travieso, no se toca.

E: Mami (Poniendo carita de bueno).

Echo de la cocina y se puso a hacer la cena

Cenamos y vimos Tv cuando llego la hora me marche a la cama pero me olvide de darle el beso de buenas noches.

Cuando me estaba que dando casi dormido Dina llamo a mi puerta prendí la luz de la lámpara de noche de mi mesilla.

D: ¿Puedo pasar?

E: Si.

Entro mi habitación llevaba puesto un camisón blanco de tirantes que le llegaba a la altura de las rodillas de largo el pelo suelto y descalza sin maquillar.

Se acerco a mi cama diciendo:

D: Eres un niño malo no me diste el besito de buenas noches.

Se acerco a mí y me beso en la boca y al inclinarse para besarme por el escote de del camisón pude ver sus hermosas grandes y deseadas tetas, y polla se empezó a empalmar.

D: ¿Eso es porque te bese?

E: No, es que al besarme vi tu escote.

D: Jajajaja que rico (Mientras ponía unas de sus manos sobre mi polla y me volvía a besar).

Pasados unos segundos se separo unos pasos de mi cama se saco las bragas y se las quito y me las lanzo diciéndome:

D: Son un regalo para ti huelen a mí a hembra caliente.

No dije nada me las acerque a la cara y las olí eran blancas con encajes y el olor que desprendían era fuerte intenso como a sudor y algo más que no se describir bien además no había olio los jugos de una mujer, ella se dio la vuelta y se fue de ni cuarto con una sonrisa picara diciendo:

D: Son para que sueñes al rico hasta mañana mi niño (Cerrando la puerta).

Mi polla estaba como el acero y tiesa como un cohete así que volví a oler mi regalo y me pajee hasta que me corrí

Querida Dina en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

Querida Dina en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

Querida Dina en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

» VER INTERPRETACION (HD): Querida Dina en Relatos eroticos de Maduras

Querida Dina en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

Videos Pornos Relacionados:

Tags: , , , , , , ,