Resultado de Busqueda:

Relato erotico: “UNA MUJER MADURA EXCEPCIONAL”

Video Porno de: Jovencitas

agosto 14th, 2013 >> Amateurs, Porno

HOLA, LO QUE LEERÁS A CONTINUACION TAL VEZ NO SEA UN RELATO O UN CUENTO ERÓTICO PUES NO SOY ESCRITOR NI ES ALGO SACADO DE MI IMAGINACION ,TAN SOLO ES ALGO BELLO QUE DESEO COMPARTIR

UNA MADURA MUY ESPECIAL

LA MUJER COMO EL BUEN VINO ES MEJOR CON EL PASO DE LOS AÑOS, DE NADA SIRVE UNA BELLA MUJER DE CUERPO PERFECTO SI CARECE DE SENSUALIDAD Y EROTISMO .

MI NOMBRE NO IMPORTA SOLO DIRÉ A CERCA DE MI QUE VIVO EN IRAPUATO, SOY UN HOMBRE NORMAL, NI SOY UNA BELLEZA DE HOMBRE PERO TAMPOCO ESPANTO, TENGO UN CUERPO NORMAL, NO GORDO PERO TAMPOCO ESTOY EN LOS PUROS HUESOS, NO TENGO UN MEGA PENE DE 40 CM, NI TAMPOCO UN MINI PENE, NO ME HA INTERESADO NUNCA NI MEDIRLO NI COMPARARLO. SIMPLEMENTE HASTA HOY ESTOY SATISFECHO DE SU DESEMPEÑO.
POR RAZONES OBVIAS NO DARÉ EL NOMBRE DE LA MUJER CON QUIEN VIVÍ ESTA MARAVILLOSA EXPERIENCIA SOLO POR DARLE ALGÚN NOMBRE LE LLAMARÉ ANDREA, ELLA ES UNA MUJER DE MAS DE 60 PRIMAVERAS, CON UN CARÁCTER ALEGRE JOVIAL Y SOBRETODO FRANCA, QUIEN POSEE UN CUERPO QUE SIN SER PERFECTO GUARDA PROPORCIÓN Y DEL CUAL DESTACAN SUS LABIOS CARNOSOS, SUS GRANDES OJOS ALMENDRADOS, UN HERMOSO PAR DE TETAS FIRMES Y UNA CINTURA Y CADERA QUE SON ENVIDIA DE MUCHAS MUJERES AUN JÓVENES, PESE A SU AGRADABLE FORMA DE SER Y SUS ATRIBUTOS POR ALGUNA EXTRAÑA RAZÓN NUNCA SE CASÓ.
UN DÍA DE TANTOS, ANDREA, A QUIEN CONOZCO DESDE MI INFANCIA POR LA AMISTAD QUE GUARDA CON MI PROGENITORA ME LLAMO PARA PEDIRME QUE LE AYUDARA A DESEMPACAR, PUES RECIEN SE HABÍA MUDADO DE CASA, LO CUAL ACEPTÉ CON GUSTO Y AL DÍA SIGUIENTE, AHÍ ESTABA YO MAS PUNTUAL QUE UN INGLES, ANDREA ME RECIBIÓ CON SU HABITUAL SONRISA VISTIENDO UNA BATA BLANCA UN TANTO TRANSLÚCIDA POR EL PASO DEL TIEMPO QUE ME PERMITÍA VISUALIZAR SUS GRANDES PANTALETAS BLANCAS Y ADIVINAR QUE SUS TETAS SE ENCONTRABAN LIBRES DE TODA PRISIÓN POR EL TONO OBSCURO QUE DIBUJABA EL CONTORNO DE SU AUREOLA Y LA FORMA EN QUE SE MARCABAN SUS PEZONES EN AQUELLA DELGADA TELA .
DESPUÉS DE SALUDARNOS ANDREA ME DIJO: -MIRA MUCHACHO CADA CAJA TIENE UNA ETIQUETA, LÉEMELA Y TE DIRÉ EN DONDE PONDRÁS EL CONTENIDO, COMENZAMOS A DESEMPACAR CADA QUIEN UNA CAJA SITUÁNDONOS PARA ELLO UNO FRENTE AL OTRO, DE VEZ EN CUANDO ME RECREABA VIENDO SU HERMOSO PAR DE TETAS POR SU GENEROSO ESCOTE O BAMBOLEÁNDOSE DE UN LADO AL OTRO CON SUS MOVIMIENTOS Y QUE DECIR DE AQUELLAS NALGAS CADA VEZ QUE SE AGACHABA, EN ALGUNAS OCASIONES ME PARECIÓ QUE ANDREA SE DABA CUENTA DE MIS MIRADAS, MISMAS QUE CORRESPONDÍA CON UNA SONRISA O UNA MIRADA PÍCARA.
DE PRONTO, AL SACAR UNA PEQUEÑA ALMOHADA, SU PERRITO COMENZÓ A BRINCAR Y AGITAR LA COLA, ANDREA ME DIJO:-DÁSELA, SEGURO QUIERE JUGAR CON ELLA, EL ANIMALITO DE INMEDIATO SE MONTO EN ELLA Y COMENZÓ A HACER LOS MOVIMIENTOS PROPIOS DE APAREAMIENTO CON SU COMPAÑERA ALMOHADA -QUE PENA, PERO DE ALGÚN MODO TENEMOS QUE ARREGLÁRNOSLA QUIENES NO TENEMOS PAREJA DIJO ANDREA, A LO QUE YO, NO SABIENDO QUE DECIR SIMPLEMENTE SONREÍ.
CONTINUAMOS CON AQUELLA INTERMINABLE MONTAÑA DE CAJAS CUANDO SURGIÓ UNA PEQUEÑA CON LA ETIQUETA DE “JUGUETES”, ANDREA ME DIJO -PONLA EN EL CLOSET DE MI HABITACIÓN, ESA LA DESEMPACO DESPUÉS, PARA ESE ENTONCES TENIA UNA ERECCIÓN DE PIEDRA Y MIS VAQUEROS COMENZABAN A MOSTRAR HUELLAS HÚMEDAS EN MI ENTREPIERNA POR LO QUE ME DABA PENA QUE ANDREA LO NOTARA AL PONERME DE PIE FRENTE A ELLA, UNA EMOCIÓN ME INVADÍA Y MI CONCENTRACIÓN ERA ESCASA AL PUNTO QUE NO VI UN CABLE EN EL PISO Y FUÍ A DAR DE BRUCES AL PISO, CAYENDO DE MI MANO LA CAJA, DE LA CUAL BROTARON CAJAS DE PELÍCULAS CON ALGUNAS “X” Y UNA RESPETABLE COLECCIÓN DE CONSOLADORES Y VIBRADORES, DE LOS CUALES LLAMÓ MI ATENCIÓN UNO EN FORMA DE BALA CROMADA, EN SEGUIDA SE ACERCÓ ANDREA -¿ESTAS BIEN? -YO ESTOY BIEN, PERO SUS COSAS QUIEN SABE, QUE PENA -NO TE PREOCUPES MUCHACHO QUE AL PARECER NADA LES HA PASADO, ENTONCES COMENZÓ A PONERLAS EN LA CAJA MIENTRAS YO ME INCORPORABA, SE DIRIGIÓ A SU HABITACIÓN Y YO COMO EN UN TRANCE TRAS ELLA, ABRIÓ EL CAJÓN INFERIOR DEL CLOSET Y COMENZÓ A COLOCAR EN SU INTERIOR LOS “JUGUETES MIENTRAS DECÍA -BUENO YA TE HAS DADO CUENTA QUE YO TAMBIÉN ME LAS ARREGLO PARA LLENAR MIS NECESIDADES, SE INCORPORÓ Y SE SENTÓ A LA ORILLA DE LA CAMA SOSTENIENDO CON LAS PIERNAS UN TANTO ABIERTAS SOSTENIENDO EN LA MANO LA BALITA VIBRATORIA QUE ACCIONÓ EN EL MOMENTO QUE ME DIJO: -TE LLAME NO SOLO PARA QUE ME AYUDARAS CON LAS CAJAS O ¿CREES QUE NO ME HE DADO CUENTA COMO ME MIRAS? O ME VAS A DECIR QUE SE TE PUSO ASÍ POR LA CAIDA, DIJO ESTO SEÑALANDO MI ENTREPIERNA, YA EN CONFIANZA Y DESCUBIERTO CONTESTÉ:-LA VERDAD DESDE SIEMPRE ME HAS ATRAÍDO Y LO QUE VES NO MIENTE, SIN MAS, ANDREA METIÓ UNA MANO POR EN MEDIO DE SUS PIERNAS DEJÁNDOME VER SUS BLANCAS Y HÚMEDAS PANTALETAS QUE RECORRIÓ POR EL RESORTE DE LA PIERNA A UN LADO QUEDANDO EXPUESTA SU ABUNDANTE MATA DE PELOS ENTRECANOS, CON LA OTRA MANO COMENZÓ A PASEAR LA BALA POR SU VAGINA, DE ABAJO A ARRIBA, DE UN LADO A OTRO DETENIÉNDOSE EN SU ERECTO CLÍTORIS PARA ACARICIARLO DIBUJANDO PEQUEÑOS CÍRCULOS SOBRE ÉL, YO ESTABA EXTASIADO CONTEMPLANDO AQUELLA ESCENA PLENA DE EROTISMO, CUANDO SU SENSUAL VOZ ME SACÓ DE MI TRANCE -ANDA,ACÉRCATE QUE NO MUERDO, MIS PIERNAS TEMBLABAN POR LA EMOCIÓN, ME COLOQUE FRENTE A ELLA QUE CON MAESTRÍA SACO MI DURA VERGA DEL PANTALÓN USANDO UNA SOLA MANO MIENTRAS CON LA OTRA JUGUETEABA CON AQUEL VIBRADOR, SOLTÓ MI VERGA Y SU MANO REGRESÓ A SU POSICIÓN SOSTENIENDO POR UN LADO SU PANTALETA E INTRODUJO MI VERGA EN SU CÁLIDA BOCA PRODIGANDOME UNA MEMORABLE MAMADA, LA METÍA CASI HASTA SUS ANGINAS Y AL SACARLA DETENIÉNDOSE EN MI GLANDE PARA ACARICIARLO CON SU LENGUA, COMO QUIEN LAME UN HELADO LA EXCITACIÓN ERA TAL QUE EN BREVES MINUTOS SENTÍ LA CERCANÍA DEL ORGASMO, LO QUE NO PASÓ INADVERTIDO PARA ANDREA QUIEN CESÓ SU MAMADA PARA PONERSE DE PIE Y DARSE VUELTA PARA APOYAR SU CABEZA EN LA CAMA, SE QUITO SUS PANTALETAS Y CONTINUÓ SU JUEGO CON LA BALITA, ANTE TAL INVITACIÓN PENETRÉ DE UNA SOLA EMBESTIDA SU ENCHARCADA VAGINA Y COMENCÉ UN RÍTMICO METE Y SACA QUE DISFRUTABA INTENSAMENTE PUES LA VIBRACIÓN DEL APARATO LLEGABA HASTA MI GLANDE Y ELLA CON LA OTRA MANO ACARICIABA MIS TESTÍCULOS Y JALABA MI ESCROTO DE VEZ EN CUANDO HACIA ABAJO, LO QUE ACOMPAÑADO DE LAS CONTRACCIONES UTERINAS QUE ANUNCIABAN EL INMINENTE ORGASMO DE ANDREA PROVOCÓ EN MI UN PROLONGADO Y PROFUNDO ORGASMO, AL ORGASMO DE ANDREA SIGUIERON OTROS QUE PUDE NOTAR MIENTRAS SACABA HASTA LA ULTIMA GOTA DE MI CORRIDA, EN SEGUIDA NOS DESPLOMAMOS EN LA CAMA PARA SEGUIR ACARICIÁNDONOS PARA LUEGO DE ALGUNOS MINUTOS ESTAR LISTOS PARA CONTINUAR CON UNA MARAVILLOSA SESIÓN DE SEXO QUE SE PROLONGÓ HASTA ENTRADA LA NOCHE.
DESPUÉS DE ESE ENCUENTRO TUVIMOS ALGUNOS MAS HASTA QUE TUVO QUE MUDARSE CON SU HERMANA A OTRA CIUDAD.
ME GUSTARÍA TENER CHATS ARDIENTES POR FB CON MUJERES MADURAS Y MEJOR AUN SI SON DE IRAPUATO, PUEDES AGREGARME COMO EROS,CUATRO CEROS,UNO ,ARROBA HOTMAIL,PUNTO COM

Buen relato. Comenten, voten y compartan sus experiencias en la sección RELATOS PORNO

La entrada Relato erotico: “UNA MUJER MADURA EXCEPCIONAL” aparece primero en Videos de porno latino en – Pornoenamerica.com.

Ver Relato erotico: “UNA MUJER MADURA EXCEPCIONAL” (HD)
PornoPendejas.com

Videos Pornos Relacionados:

Tags: ,

coños virgos metiendo mano xxx

Video Porno de: Maduras

junio 24th, 2013 >> Jovencitas

Tags: , ,

Farmaceutica en Relatos eroticos de Maduras

Video Porno de: Maduras

enero 17th, 2014 >> Relatos Eroticos

Farmaceutica en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

» Relato Erotico: Farmaceutica en Relatos eroticos de Maduras

Farmaceutica en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

Era principios de noviembre, hacia muy buen tiempo, para ir a clase decidí usar la bicicleta. A la vuelta a casa, justo delante del portal tuve un percance, me caí de la bicicleta varias personas me vieron caer, entre ellas Jimena, la farmacéutica, estaba en la entrada de la farmacia recogiendo el toldo, se me acerco rápidamente.

- ¿Te has hecho daño José Antonio? ? pregunto Jimena.

Lo cierto era que si me había hecho daño, incluso me entraron ganas de llorar; pero no me gustaba que la gente se diera cuenta y menos Jimena, que la conocía de siempre. Desde que tuve conocimiento de las relaciones entre hombres y mujeres me sentía atraído por ella. Jimena era una mujer que pasaba de los treinta, pelo castaño, con una cintura muy marcada, lo que hacia parecer que tenia mas cadera, y unos grandes pechos. Se había casado hacia dos años.

- No ha sido nada, solo un golpe.

- Un golpe. ¿Dónde?

Comenzó a palparme por la pierna el muslo, el sentir su mano era una delicia, tanto que me excite sentí como mi polla se ponía dura.

- En la pierna, pero no es nada.

- Como que no es nada, ven a la farmacia.

Cogiéndome del brazo me arrastro a la farmacia. Dentro estaba su madre, se llamaba también Jimena, era una mujer sesentona, que en su juventud al igual que la hija tubo que ser una preciosidad.

- Señora Jimena ? salude al entrar.

- ¿Qué te ha pasado José Antonio?

- Una caída, pero sin…

- Madre voy arriba con el chaval, le haré una pequeña exploración para descartar daños mayores, atiende tú la farmacia.

Y subimos a su piso, me condujo a una salita y me hizo sentarme en un taburete, ella cogió varias cosas de unos cajones, para seguidamente acercarse a mí, se agacho, se le abrió la bata tanto por abajo como por arriba. Por abajo enseñaba sus muslos, y por arriba el nacimiento de los pechos, el canalillo. Esa doble visión hizo que me excitara más aun.

- Deberías quitarte los pantalones ? dijo.

- Si no ha sido nada.

- ¿Quieres que té de unos azotes? Bájate esos pantalones.

Si me bajaba los pantalones vería el abultamiento de mi paquete. Así que no lo hice. Ella insistió.

- Bájate los pantalones, te tengo que ver la herida. No me dirás que te da vergüenza.

Asentí con la cabeza.

- Vergüenza de que, si te he visto desnudo.

Se refería cuando era un bebe, pero de eso ya habían pasado algo mas de 15 años.

Volvió a insistir tanto que tuve que bajármelos hasta los tobillos, la excitación de mi entrepierna era evidente, pero ella no dijo nada se limito a explorarme. Sus tocamientos hicieron que me excitara mas, creciendo el bulto de mi entrepierna. Termino la exploración, poniéndome una venda en el muslo.

- Ya te puedes subir los pantalones ? dijo con una sonrisa.

Sin decir nada me los subí. Y me marche.

Unos días más tarde, el viernes por la noche, volvía de la ?disco? era temprano, la cruz de la farmacia estaba encendida, lo que significaba que estaba de guardia, me acerque sin tener claro porque, entonces me di cuenta que Jimena estaba en el interior, me vio y abrió la puerta.

- Que tal tu dolor en la pierna.

- Ya no me duele.

- Mejor, pasa hace frío fuera.

Entre dentro, me llevo a la parte trasera, al almacén donde había un pequeño camastro. Supuse que lo utilizaba para descansar en las guardias nocturnas.

- Siéntate ? dijo señalándome el camastro.

Me fije en ella, solo llevaba puesta la bata, se le marcaba la ropa interior.

- Quítate los pantalones.

Nuevamente dude, pero antes de que me lo repitiese me baje los pantalones hasta los tobillos. Ella se acerco, miro el golpe.

- Parece que esta muy bien, lo que veo que está muy bien es esto ? al decirlo me toco el paquete, sentí un escalofrió, mi polla se hincho, dando la sensación que se iba a salir ? aunque aun no esta dura.

Metió la mano por debajo del slip y comenzó a acariciarme la polla.

- ¿Te gusta?

- Siiiiiiiii

- Ahora se empezara a poner dura, que es como debe de estar ? al decirlo me bajo el slip, dejando mi polla al aire.

Comenzó a moverla, acariciándola. En ese momento una voz masculina se escucho por las escaleras.

- Cariño, estas hay abajo.

- Marcelo, estoy aquí en el almacén ? dijo Jimena.

Me señalo la cortina.

- Detrás de la cortina ? dijo susurrando, poniéndose el dedo índice en los labios.

Seguí su consejo, me situé tras la cortina; pero no me subí ni los pantalones ni el slip. Podía ver el almacén por un hueco, mientras me cogía la polla con una mano.

En ese momento entro su marido, Marcelo, era algo mayor que Jimena.

- Estas de guardia.

- Si, pero en lo que lleva de noche solo he atendido a una persona.

- Sabes que estas muy sexy con esa bata.

- ¿Que te ha dado esta noche?

- Nada, solo que te veo muy sexy ? dijo mientras le desabrochaba los botones de la bata.

- Marcelo, estoy de guardia, puede venir alguien ? miro hacia mi posición.

- Pues si viene le atiendes; pero ahora necesito follarte, estoy que ardo.

La bata cayó al suelo, dejando a Jimena en ropa interior. Marcelo, acaricio los pechos de Jimena por encima del sujetador, y su entrepierna. Mientras yo me estaba masturbando viendo la escena, permanecía en silencio, mordiéndome el labio inferior.

Le quito el sujetador, y comenzó a chuparle los pezones, Jimena miraba de vez en cuando hacia mi escondite. Le quito las bragas, hizo que se diera la vuelta, que se apoyara en el cabecero de la cama, subiera una pierna a la cama. Marcelo se bajo los pantalones y el slip, acaricio la entrepierna de Jimena, para seguidamente cogerse la polla y metérsela, Jimena gimió, Marcelo resoplo y comenzó a empujar, cogiendo de la cintura a Jimena, cada envestida de Marcelo, Jimena respondía jadeando y pidiendo mas.

Yo en mi escondite termine corriéndome, la leche impacto en la cortina manchándola. La pareja también había terminado, el se dejo caer en su espalda. En eso que sonó el timbre del exterior, rápidamente ella se puso la bata, mientras salía a atender al cliente, el marido, Marcelo, se subió los pantalones y se marcho.

Cuando Jimena volvió, fue directamente a mi escondite, yo aun permanecía con la verga en la mano chorreando líquido seminal.

- Pobre, has eyaculado, déjame que te la limpie

Jimena cogiendo unos clinex me limpio la polla, que al contacto de su mano volvió a ponerse tiesa. También limpio la mancha de la cortina.

- Siento que lo hayas visto; pero no lo esperaba, llevábamos un tiempo que no lo hacíamos, y precisamente hoy…

No dije nada simplemente me subí los pantalones y me dirigí a la salida. Me abrió la puerta y me marche.

Evite pasar por delante de la farmacia durante unos días, pero un día al volver de clase, Jimena estaba en la puerta de la farmacia, al verme me llamo. Me dirigí hacia ella.

- ¿Cómo tienes la herida? ? dijo en voz alta.

- Bien, si no fue nada ? dije dudando.

- Ven conmigo que te eche un vistazo. Madre voy a subir con José Antonio a echarle un vistazo a su herida.

- Buenas tardes, señora Jimena.

Subimos al piso de arriba, en esta ocasión no fuimos al salón, nos dirigimos directamente a su habitación.

- Te acuerdas lo que vistes que hizo Marcelo la otra noche.

Afirme con la cabeza.

- Sabes lo que hicimos.

Nuevamente afirme con la cabeza.

- Serias capaz de hacerlo tú.

- Puedo ser joven, pero no tonto, di que quieres que te folle y acabaremos antes.

- Fóllame, si fóllame.

La cogí por la cintura y la atraje hacia mí, unos minutos después estábamos los dos desnudos en la cama, acariciándole los pechos, chupándole los pezones, metiendo mi mano en su entrepierna acariciando su clítoris. Ella gemía, y me pedía que le metiera la polla, pero antes de clavarsela ella alcanzo un orgasmo, me metí entre sus piernas, mi polla entró en su vagina arrancándole gemidos de placer, pidiéndome que no parase, que siguiera. Termine corriéndome cuando alcanzo su segundo orgasmo.

Nos vestimos y bajamos a la farmacia, yo me fui, aunque me quede nos segundos en la puerta y pude escuchar la conversación entre madre e hija.

- Estas jugando con fuego, si se entera Marcelo ? dijo la madre.

- Yo no se lo voy a decir, el tampoco, y no creo que tú lo hagas.

- Pero si es muy joven.

- Pero en la cama es?

Me marche de allí, entraron clientes. Había comprobado lo caliente que era la farmacéutica, y lo seguiría comprobando muchas mas veces, sobretodo durante sus guardias.

Farmaceutica en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

Farmaceutica en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

Farmaceutica en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

» VER INTERPRETACION (HD): Farmaceutica en Relatos eroticos de Maduras

Farmaceutica en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

Videos Pornos Relacionados:

Tags: , , , , , , ,

La isla en Relatos eroticos de Maduras

Video Porno de: Maduras

octubre 17th, 2013 >> Relatos Eroticos

La isla en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

» Relato Erotico: La isla en Relatos eroticos de Maduras

La isla en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

Esta historia comienza en Japón, a donde habíamos viajado toda la familia de vacaciones, Pensé que sería agradable que los muchachos conocieran una cultura nueva. Mi hijo mayor estaba a punto de entrar en una prestigiosa universidad. Las vacaciones iban de acuerdo a lo planeado hasta que mi esposa llamo a casa y se entero de que mi hijo tenía que volver de inmediato porque había fallado una de las pruebas de ingreso y debería presentarla de inmediato.

Mi esposa dijo que ella regresaría con él, pero mi hija de 18 años también quería volver pues extrañaba a sus amigas, sin embargo mi suegra encantada con el lugar quería quedarse hasta el día que finalizaba el viaje. Así que mi esposa me persuadió de quedarme a acompañarla para que no permaneciera sola en esas remotas tierras.Mi suegra tenía 66 años, media 5.3 pies y pesaba unas 170 libras, su trasero y muslos eran un poco gorditos, sin embargo la mayor parte de su peso estaba en sus enormes senos talla DD, parecidos a los de mi esposa solamente que un poco más caídos por ser muchos años mayor.Por fin llego el día de regresar a casa, sin embargo nuestro vuelo fue retrasado por lo que se nos pregunto si queríamos volar en un pequeño jet que salía antes, por lo que estuvimos de acuerdo, viajaríamos solo con el piloto y el copiloto. Todo iba muy bien en el vuelo, hasta que una hora después del despegue nos encontramos con una fuerte tormenta, teniendo que volar a su alrededor para esquivar las condiciones. Volamos aun una hora y media más después de que esto ocurriera.

Fue entonces cuando el copiloto nos dijo que estaban teniendo problemas con los motores del avión, y que muy probablemente íbamos a caer en alta mar. Me dio un bote salvavidas y nos dio dos chalecos salvavidas, nos dijo que si caímos las puertas del avión se abrirían automáticamente para que pudiéramos salir e inflar la balsa, para usarla hasta que llegase la ayuda. Nos dijo también que debido a la tormenta no habían sido capaces de ponerse en contacto con alguien en la radio aún.Mi suegra y yo permanecimos sentados con bastante temor ante la inminente colisión, hasta que la puerta de la cabina se abrió y el copiloto nos grito que tratáramos de mantenernos en la puerta del avión, hicimos como nos indico, podía ver el avión rozando por encima del agua antes de chocar. Las puertas del avión se abrieron, mi suegra y yo muy asustados saltamos. Cuando nos acomodamos en el bote salvavidas vimos como el avión terminaba de sumergirse, buscamos a los pilotos durante mucho no se cuanto tiempo, sin embargo no aparecieron. Esta muy oscuro, era de noche.Nos dejamos llevar por la corriente toda la noche y el día siguiente. En algún momento de la esa segunda noche vimos una isla, por lo que empezamos a remar y después de dos horas logramos llegar a la orilla. Raquel mi suegra había sujetado su bolso de viaje por suerte y como es fumadora, tenía 6 encendedores en el. Rápidamente con las fuerzas que aun teníamos empezamos a construir una choza para refugiarnos, usábamos la balsa como techo, construyendo las paredes con hojas de palma y bambú. Ya teníamos fuego y refugio, por lo que fui a la playa y case algunos cangrejos y peces. Aún necesitábamos agua dulce, esperaba que una isla tan pequeña de no más de dos kilómetros cuadrados, camine un poco y cerca encontré una pequeña cascada con un estanque de agua dulce. Teníamos lo básico hasta que la ayuda llegara, si es que llegaba.Esperamos por días, comiendo y bebiendo mientras esperábamos alguna señal de un avión o un barco que nunca aparecieron, habíamos apilado un montón de madera podrida en la playa para que en caso de que viésemos algo encender fuego y que nos vieran. Sin embargo después de cuatro semanas nuestras esperanzas de ser rescatados desaparecieron.

Yo tenía 37 años en ese momento, por lo que en esa isla sin nada más que hacer me masturbaba hasta 2 veces por día, extrañaba mucho el contacto de mi mujer y me hacía mucha falta un coño donde meterla después de 4 semanas sin nada, esto hizo que empezara a mirar a mi suegra más como pareja sexual que como familiar de mi esposa. Necesitaba un coño y ella poseía uno. Solo tenía que conseguir el valor de llegar hasta el de alguna manera.Siempre me había dado la impresión de que mi suegra era una mojigata cuando se trataba de sexo. El padre de mi esposa, su marido había muerto hacía 15 años y ella nunca había salido con nadie más.Esa mañana baje y pesque un poco de cangrejos y peces como lo había hecho todos los días desde que estábamos ahí, llevándoselos para que ella los cocinara. Cuando se los di empecé a hablarle acerca de nuestra situación.Le dije que creía que seguramente nuestros familiares pensaban que perecimos o sino ya nos hubiesen encontrado. Me respondió que pensaba lo mismo. Le dije que no quería asustarla pero que pensaba que habría muchas posibilidades de que nunca nos encontraran en un lugar tan remoto. Me dijo que si que también pensaba igual.

Le dije que podríamos incluso pasar mucho tiempo ahí y que no quería estar solo ahí, que teníamos que pensar cómo íbamos a sobrevivir.Que tienes en mente? Dijo mi suegra.?Pues bien que como hombre tengo otras necesidades además de comer y beber? empecé a hablar.?Se refiere al sexo?? dijo inquieta ?Si? Me miro mientras continúe ?Si tenemos que permanecer aquí juntos por mucho tiempo, creo que lo adecuado sería que viviéramos como pareja, en lugar de ser dos personas por separado, creo también que independientemente de lo que te estoy pidiendo, deberíamos empezar a dormir en la misma cama. Estoy cansado de despertar muerto de frío y creo que nuestro calor corporal nos ayudaría a mantener el calor?Ella me mío y me dijo ?Nunca he estado con ningún otro hombre que no sea mi marido? . ?Si suegra, pero acá solo estamos usted y yo, así que creo que no hay espacio para el pudor y la moral aquí señora? respondí.?Mire señora se lo voy hacer lo más fácil posible, no tenemos que tener sexo si eso le avergüenza y molesta, pero entienda que me hace falta el toque de una mujer? .Ella me miro aún más sorprendida, seguramente para una señora de su edad se le hacía un poco duro lo que le estaba diciendo su propio yerno.?Que es lo que me está diciendo?, que yo podría ayudar masturbándolo??Fui directo ?Bueno es eso o una mamada, lo que la haga sentir menos incomoda y avergonzada, usted podría ayudarme de la forma que desee, déjeme decirle algo muy seriamente, si alguna vez logramos salir de aquí nadie sabrá jamás lo que estábamos haciendo para sobrevivir.?Ella me miro nerviosa, me di cuenta de que estaba pensando en mis palabras. Le dije que lo pensara, pero que si tendríamos que dormir juntos sin importar lo que pensara acerca de eso.

?Así que piénselo señora, y esta noche si al entrar en la cabaña hay una cama doble sabré que al menos está de acuerdo en que durmamos juntos. Podemos hablar de lo otro después de que usted haya tenido tiempo de pensarlo bien? Ella dijo? Déjeme pensarlo, si ud no fuera mi yerno que usted es mi yerno no sería tan difícil lo que me pide, déjeme pensarlo no quiero dañar a mi hija con lo que pudiera hacer?. Le hable ?Quiero ver a mi familia de nuevo, solo que si no es así, no quiero permanecer sin tener relaciones sexuales por el resto de mi vida, te prometo que si aceptas, si salimos de esta isla, nunca se lo diré a nadie, solo lo veo como parte de hacer lo necesario para sobrevivir tan cómodamente como nos sea posible mientras estemos aquí, por lo tanto solo piensa en ello.? Me respondió que lo haría. Entonces me retire, nade por un rato sin saber lo que estaba pensando, tendría que esperar y ver que sucedía. Espere hasta la noche para regresar a la cabaña, ansiaba que solo hubiese una única cama doble, si ella lo hacía, sabría entonces que por lo menos estaría de acuerdo en que tendríamos que dormir juntos por el calor.Entre, mi suegra estaba ahí recostada en su lado de espaldas a mí, pero si, la cama era doble, así que me recosté a su lado y deslice mi mano abrazándola. Ella no se movió, así que permanecí así con mi mano alrededor de su vientre, mi cuerpo en posición de cuchara con mi verga apoyándose ligeramente contra sus nalgas, se sentía tan bien tener un cuerpo caliente contra el mío, permanecí así escuchando su respiración hasta que me quede dormido.

Me desperté temprano, sentí a mi suegra levantarse para ir al baño, un pozo excavado a unos 30 metros de la cabaña, me quede acostado como si estuviera dormido, a los pocos minutos volvió, me había girado más hacia mi lado, pude verla entrar en la cabaña, dirigiéndose directamente a la cama, se acostó detrás y me abrazo mientras se acerco más. Era una buena señal. Fue entonces cuando sentí como corría su mano debajo de mi camisa y acariciaba suavemente mi vientre, mi verga comenzó a ponerse dura de inmediato, mientras ella frotaba los músculos de mi abdomen, podía escuchar su respiración cerca de mi oído. Sentí su mano deslizarse dentro de mi pantalones y bajar para sujetar mi verga en con su mano. Mi verga mide aproximadamente 5 pulgadas cuando esta suave y 8.5 pulgadas cuando esta dura, además de que es bastante gruesa, se me permiten mencionarlo. Entonces hablo diciéndome que me girara boca arriba para poder ?ayudarme?. Hice como me indico sin decir una palabra. Mi verga estaba muy dura y ahora tumbado boca arriba, ella la tomo y la miró. Empezó a acariciarla despacio mientras levantaba su mirada de verga hasta mi cara. Yo cerré los ojos fingiendo no verla. Se inclino un poco y con su mano cogió mis bolas sintiendo su peso, luego las froto, luego tomo de nuevo mi verga en su mano y comenzó a sobarla con un ritmo lento. ?Cree que estoy haciéndolo bien?? Hablo suavemente. Asentí con la cabeza mientras veía su mano masturbándome.

Le susurre ?Creo que me voy regar? Escuchaba su respiración un poco más pesada, podía ver la emoción en sus ojos. Sabía que mi suegra quería veme terminar, me di cuenta por la mirada en su cara y por su respiración que no era tan normal. Siguió mirando mi cara durante unos segundos luego miro de nuevo mi verga. Era de esperar lo que sucedió, había pasado tanto tiempo que me iba a regar rápido, Se lo dije? Me estoy regando!? MI suegra acelero el movimiento de su mano y vi mi polla ponerse aún más dura si se podía, cuando el primer chorro salió, miro mi cara, mientras chorros de leche venían a estrellarse contra mi vientre saliendo escupidos de palpitante mi verga. Sentía mis bolas liberar toda le leche con el movimiento de su cálida y madura mano, era el mayor placer que podía sentir. Cuando vio que terminaba, soltó mi verga aun palpitante y extendiendo su mano cogió un trapo y se limpio el semen de su puño, luego lo paso sobre mi abdomen limpiando los chorros de caliente leche ahí depositados, y fue entonces que tímidamente sonrió preguntándome que si estaba bien así. ?Le dije que era lo mejor que podía sentir? y así lo era. ?Nunca lo había hecho antes? dijo. ?De verdad?? .?Sinceramente no lo había hecho nunca? Agrego ?Nunca masturbo a su marido?? .?No, solamente teníamos sexo los sábados por la noche, mi esposo llegaba se recostaba sobre mí, se satisfacía, terminaba, se bajaba y luego esperaba de nuevo hasta la semana que venía?, Dijo nostálgica.?Oh lo siento, no lo sabía? dije

?No se preocupe, realmente nunca supe de lo que me perdía? añadió ?Pensé que era mi deber ayudarlo, al ver todo lo que usted hace por mi aquí, creo que es su derecho, tenía una necesidad que satisfacer y aunque soy su suegra una mujer mayor, soy la única mujer aquí, usted es joven y si su satisfacción es necesaria, mientras mi hija no se entere, es mi deber ayudarle, pero por favor si alguna vez logramos salir de aquí, nunca vaya a decir una palabra sobre esto, moriría de vergüenza?. ?Créame señora que nunca nadie sabrá nada, le doy mi palabra, pero hay algo que pueda yo hacer por usted para demostrarle mi gratitud señora?? dije. Mi suegra me miro, insegura de responder y entonces hablo ?Bueno, quizás, esto puede parecerle extraño, soy una vieja mayor, pero podría mirarme mientras me acaricio?, siempre tuve la fantasía secreta de que alguien me mirase mientras lo hacía?. ?Claro que puedo hacerlo, con mucho gusto señora? Y no metía cuando lo decía. ?Entonces solo siéntese y observe, de acuerdo?, sé que soy una vieja mayor y repulsiva para usted probablemente, pero soy lo más cercano a su mujer que tengo en este momento? Agrego. ?Usted no es repulsiva para mi señora, no pensaría eso jamás? respondí. ?Mire yerno yo se que lo dice para que no me sienta mal, sin embargo creo que no debemos pasar de esto, lo he pensado y no debemos tener relaciones sexuales, eso ya es más de lo que necesitamos para sobrevivir? Dijo mi suegra. ?Está bien señora, sin embargo recuerde que estamos vivos y solos los únicos acá, así que si usted me ayuda masturbándome de vez en cuando o me deja mirarla mientras se acaricia es mucho más de lo que podría pedir, y se lo agradezco? Dije comprensivo

Entonces mi suegra sin decir nada más se levanto, se quito la blusa y luego bajo su vieja falda. Veía en su cara una mezcla de vergüenza pero a la vez cierta excitación y creo que esto último era lo que la estaba impulsando a hacer lo que decía. Quería cogérmela ahí mismo, pero iba a esperar, las cosas iban mejor de lo que esperaba y quizás ella misma cambiaria de opinión.Mi suegra se echo hacia atrás, cerró los ojos, y empezó a acariciar sus pezones provocando que sus senos se llenaran, abrió los ojos y me vio mirarla hacer esto. Mi verga empezó a endurecerse de nuevo, ella sonrió un poco avergonzada sonrojándose, mientras me decía que sentía un poco extraña. Le dije que no se preocupara y simplemente disfrutara de su fantasía. ?Se ve usted muy atractiva y caliente cuando se enrójese? Añadí. Ella sonrió de nuevo discretamente. ?No tiene sentido que sea usted tan tímida señora, si vamos a vivir casi como marido y mujer hasta que salgamos de aquí, así que nadie lo sabrá? Agregue. MI suegra me miro y sonriendo asintió. ?Claro además siempre he excito la idea de que alguien pudiera verme mientras me acariciaba? . ?Bueno entonces espero que no te molestes si yo también me acaricio mientras te veo hacerlo? dije. ?No, no me molestaría, además me haría pensar que disfruta al verme así y no que siente repulsión? Me sonrió. ?Entonces adelante, empiece cuando este lista señora? hable. Entonces mi suegra abrió mas las piernas mientras miraba mi reacción, vi como sostenía su coño abierto sin dejar de mirar lo que yo hacía. Mi verga estaba medio dura e iba a estar como una roca en pocos minutos, me eche hacia atrás tomándola en mi mano, seguía mirándola. ?De verdad sería capaz de terminar con solo mirarme? Dijo. ?Puede apostar a que si señora, no se imagina la cantidad de leche que podría arrojar con solo mirarla tocarse, se ve tan morbosamente caliente así suegra? Dije mirándola a los ojos. De nuevo sonrió.

Entonces empezó, sostuvo su raja abierta con su mano izquierda, y se lamio los dedos índice y medio, y comenzó a frotar su clítoris todavía mirándome directamente a los ojos, a medida que continuaba acariciándose empezó a exhalar cada 10 segundos. Yo comencé a acariciar mi verga dura como una roca lentamente disfrutando ahora simplemente observándola. Su vientre se contraía ajustándose a su respiración, sus piernas temblaban mientras ella cerraba los ojos y su respiración se incrementaba, temblaba más, y su vientre se contrajo con fuerza. El líquido pre seminal recorría mi verga, mientras ella lo miraba fijamente. Estaba ahí sentado frente a esta vieja de más de 60 años y estaba tan excitado como si fuera la más excitante mujer del planeta, sus grandes senos flácidos cayendo a cada lado de su vientre, coronados con pezones de color marrón rosado, como los de mi esposa, pero un poco más grandes que los de esta, estaban erectos ahora, su vientre tenía algunas estrías hasta su raja regordeta con muy pocos pelos canosos, era una raja gordita que parecía solo una hendija, podía ver los atisbos de su clítoris rosado asomándose entre sus labios marrón claro y arrugados un poco en el fondo, donde frotaba sus muslos al caminar. Luego extendió sus muslos regordetes, su raja estaba ya tan mojada que podía ver el brillo de sus jugos recorriendo su entrepierna hacia su culo. Cuanto más la miraba, mas quería ir hacia ella y simplemente clavarselo y cogérmela fuertemente, follar ese apretado, maduro y arrugado coño gordo. Podía ver sus jugos empapando su raja, ella estaba alcanzando un gran orgasmo con su yerno mirándola. Entonces me dijo ?Voy a terminar, termina conmigo!?

Estaba muy excitado estaba respirando con fuerza mientras me masturbaba mirándola, en mi lujuria medio susurre medio hable ?Señora puedo poner mi verga en la entrada de la ranura de su raja y disparar mi leche sobre su vientre, se que usted dijo que no vamos a tener relaciones sexuales, no se la voy a meter solamente quiero restregarle mi verga sobre su raja, es solamente como masturbarme sobre ella, me lo permitiría??. Ninguno de los dos detuvimos el ritmo de nuestros movimientos. Ella me miro y dijo entre gemidos? voy a terminar luego puedes hacerlo, de acuerdo?? . ?Oh si claro señora?, Estaba tan contento y excitado con la idea, solo frotar mi verga en ese madura raja mojada seria genial. Gimio de nuevo, ?venga aquí y prepárese yerno?. Ella concentro su mirada en mi dura verga que chorreada liquido seminal y comenzó a gemir más, su vientre se apretó por completo, vi como su raja se contraía y relajaba rápidamente al alcanzar el orgasmo, luego comenzó a disminuir conforme disminuían las sensaciones de placer, dejando escapar un gemido cuando alcanzo su orgasmo, su respiración era aun más pesada. Cuando estuvo cerca del final de su orgasmo, me susurro ?pues bien, adelante haga lo que necesita hacer? Me miro con los ojos vidriosos entreabiertos, me acerque y puse mi verga sobre su raja, se sentía caliente, frote mi verga sobre ella un par de veces, basto para que mi duro miembro estuviera cubierto de sus jugos, podía sentir los pliegues de su jugosa raja rodear mi verga, mi suegra comenzó a retorcerse mirando hacia abajo entre nosotros como mi verga se frotaba contra la parte superior de su raja, cada vez que bajaba sentía la cabeza hinchada de mi verga rozar sobre el agujero apretado de su vagina, ella gimio quedándose sin aliento, una sola embestida y hubiera sido suficiente para metérsela adentro y cogérmela hasta llenarle su madura raja de leche. Pero ella había sido muy cooperadora hasta ahora si esperaba un poco quizás finalmente ella misma me pediría que la metiese dentro.Ella gimio de nuevo desesperada ?Voy a terminar de nuevo, digame cuando este listo, quiero verlo terminar sobre mi yerno?. Le respondi jadeando que lo haría rápidamente, los labios de su madura raja acariciaban los lados de mi verga mientras la restregaba hacia atrás y hacia adelante sobre su raja, hasta el punto de hacer contacto con su clítoris, mi suegra temblaba cada vez que mi verga hacia contacto justo ahí.Cada vez que mi verga frotaba el aguejero de su raja respiraba aun mas profundo, pensé en lo que me encantaría meterla dentro, pero no quería arruinar el momento, quería que ella misma decidiera por su propia cuenta que necesitaba mi verga dentro.

Ella había levantado la cabeza y observaba cada movimiento, sabia que le gustaba verlos, entonces empezó a susurrarme ?que miembro tan grande tiene, no se si podría aguantarlo dentro?. Escucharla decir eso me envio hasta el borde mi excitación estaba al máximo, entonces le dije superexcitado ? Voy a terminar suegra?. Ella me miro a los ojos, se que todo lo que vio fui mi mirada vidriosa de lujuria por ella. Entonces echo las piernas aun mas atrás y las extendió lo mas amplio como pudo. Mantuvo sus ojos fijos en los mios y comenzó a decir ?Termine sobre mi, déjeme hacerlo sentir muy bien, déjeme darle el alivio que necesita?. Acelere el movimiento sobre su raja, ella centro los ojos en mi verga cuando empece a eyacular, miraba mi verga rozar su raja y me dijo ?Voy a correrme otra vez?, eso me hizo darle tres restregadas mas sobre su raja arrugada y flácida y entonces empece a disparar, la primera ráfaga fue directo directo a su barbilla, la potencia de mis chorros era muy fuerte ?Oh si démelo, lléneme con esos chorros calientes, termine sobre mi, oh si así, estoy terminando también ahhhh? gimio

El próximo chorro de esperma cayo sobre sus tetas, entonces las cogió y empezó a chupar la leche en sus pezones, aun con los ojos fijos en los chorros saliendo de mi polla, el siguiente disparo cayo en su vientre maduro y gordo. Me miro y con lujuria gimio ?Oh si que delicia, llene mi estomago viejo con el resto de su caliente esperma yerno?. Continue aun incluso después de que ella seguía temblando, frotaba mi verga que empezaba a suavizarse sobre su encharcada raja, ella me miro, y dijo aun gimiendo ?por favor ha sido demasiado, soy muy mayor por favor deténgase?. Yo la mire con mi cara llena de lujuria y deseo y sonreí, me detuve, dejando mi verga quieta sobre su mojada y madura raja el mayor tiempo posible. Ambos nos quedamos juntos y quietos durante un minuto o dos, luego repitió lo que había dicho antes ?Su miembro es enorme, no se si podría aguantarlo todo dentro?

Yo sonreí mientras la miraba. Conitnua?

La isla en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

La isla en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

La isla en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

» VER INTERPRETACION (HD): La isla en Relatos eroticos de Maduras

La isla en Relatos eroticos de Maduras (relatos eroticos )

Videos Pornos Relacionados:

Tags: , , , , , , ,

La abuela echa mano a mi paquete

Video Porno de: Maduras

febrero 21st, 2014 >> Porno

Descripción: Vaya con la señora, en cuanto esta junto a un joven si puede les mete mano jejeje, se debe de ver aún joven y atractiva y ahí la veis amigos, metiendo mano y tocando los cojones si la dejan claro.

Tags: , ,