Resultado de Busqueda:

Relato porno: “Otra historia de Mery y yo (en la casa de su tía)”

Video Porno de: Porno

mayo 6th, 2013 >> Amateurs, Porno

Otra historia de Mery y yo (en casa de su tía).

Después del primer encuentro en su casa, jugando domino, nos encontramos todos los fines de semana, en lugares distinto. Uno de esos, fue en la casa de su tía, a la que le pondremos el nombre de, María. Cuando estábamos en la casa de su tía María, ella tuvo que salir a hacer un trámite que le tomaría todo el resto de la tarde y nos dijo… chicos, quedan a cargo de la casa.

Cuando nos vimos solos, comenzó a picar el bichito de la calentura, fuimos al patio trasero y nos sentamos en una banca que tiene en algo así como una terraza detrás de un árbol bien frondoso y de tronco grueso. Nos comenzamos a besar y cada vez más nos fuimos calentando… mis besos que al comienzo buscaron sus labios, siguieron por su mejilla, por su cuello y sus hombros cuando los dejes desnudos bajando su polera de amplio cuello. La polera comenzó a molestar, así que se la saque rápidamente y su sostén blanco con encajes quedo al descubierto; ella por su lado me quito a mí la polera y beso mi pecho. Solté su sostén y lo saqué dejando al aire sus pequeñitos pero bien duritos pechos con esos pezones que apuntan como dos misiles de placer. Palpe, lamí, acaricie, restregué, apreté y succione esos pechos, como si fuera el ultimo día de vida y seguí con mis manos tocando su vientre y bajando su falda, que era de una tela tan suave que cuando soplaba una pequeña brisa se levantaba, dejando ver su colaless negro; ahora yo se la estaba quitando haciendo que mi respiración se agitara más aun y ella también comenzó a calentarse, la delataron sus mejillas coloradas y sus labios rojos como fuego. Me aparte un par de segundos para sacarme mi pantalón y tirarlo por algún lugar, yo andaba sin ropa interior, como siempre, así que quede solo con un par de calcetines en mi cuerpo. Ella aun con su colaless de color negro que me gusta tanto… solo lo corrí a un lado y comencé a chupar esa vagina tan rica y depilada que tiene, tan jugosa que me encanta chapotear con mi lengua dentro de ella y esto le encanta a Mery, se retuerce de placer y gime como loca. Por suerte la casa de su tía, tiene muros altos, por lo que hagamos los vecinos no nos podrían ver y creo que tampoco escuchar ya que a esa hora nadie está en casa de ellos, por lo que nos entregamos sin más a nuestros delirios de placer y gemidos indecibles que solo los pueden interpretar una pareja sumida y entregada de lleno al placer carnal, donde la vista es remplazada, por el tacto, el gusto y el olfato, pero complementado de forma excelente por el oído, al oír sus gemidos, yo me vuelvo loco.

Seguí lamiendo su vagina por almenos diez minutos, ella ya había acabado un par de veces y el charco de sus jugos vaginales humedecía la banca en la que ella estaba sentada, yo estaba arrodillado al frente de ella haciendo mi trabajo con mi cabeza enterrada en su entrepierna y ella con sus manos, hacia mi cabeza cada vez más hacia dentro, me costaba respirar, pero valía el precio, el placer que me causaba y el que yo le daba a ella. Por fin ella se levanta y me arroja sobre el pasto y comienza a mamarme, como solo ella sabe, por el glande, por el cuerpo del pene, por los testículos y llegando hasta mi orificio anal, dándose una buena lengüetada por él. Me excita el beso negro que ella me da, me pone el pico tan duro que creo que explotara por la sangre que tiene dentro, comenzó a pajearme con su boquita muy cerca del glande como esperando mi semen, cada vez más rápido el movimiento de su mano y apareció una gotita de líquido pre seminal, al que no perdono y lo lengüeteo al instante y ella me mira y me dice: vamos no seas mezquino dame más… quiero toda tu lechita… esa combinación de palabras me excita tanto que me calentó de una forma… así que le dije: bueno perra, pero no deberás dejar ni una sola gota, deberás tragártela toda, me escuchaste… ella sonríe y me dice: qué esperas… solté tanta leche que yo creo que ella se ahogaría, pero no… la muy perra no conforme de dejar mi semen en su boca, me lo mostraba y jugaba con su lengua y el semen dentro de su boca y con una cara de puta sierra su boca y se lo traga dando una señal de placer y satisfacción que solo sirve para decir, que realmente es una puta sedienta de leche. Mery se agacha un poco más para seguir chupando cuando de repente se escuchó una rama romperse.

Mery y yo dimos un brinco como dos soldados poniéndose firmes y tapándonos con nuestras manos nuestros cuerpos desnudos y el corazón latiendo como a mil por minuto… detrás del árbol apareció su prima que era menor que ella por dos años, con una cara de caliente, que la delato que llevaba un buen rato mirando lo que hacíamos y nos dijo: ¿Por qué se detienen?, yo no los voy a acusar, ni diré nada, pero solo si me dejan jugar con ustedes este jueguito tan divertido. Mery y yo nos miramos y sonreímos dando la bienvenida a Paula, su prima. Paula es una joven de cabello largo y rubio, de tez blanca y ojos verdes, con un par de tetas que muchas mujeres desearían, grandes y firmes, delgada con unas caderas bien marcadas y un culo de película.

Yo sabía desde que la vi por primera vez que era una puta caliente, pero nunca se me paso por la cabeza tirármela a ella y a Mery al mismo tiempo, por lo que yo, me sentía en el paraíso. Paula se desvistió en menos de veinte segundos y corrió a mi pico, que para esa hora ya estaba otra vez durito al ver ese cuadro de dos mujeres desnudas frente a mí y para mayor delicia ellas disfrutaban de mi pico como si fueran dos buenas hermanas. Ese cuadro fue de película las dos se turnaban para mamarme y las dos se miraban a los ojos como si se quisieran comer, cosa que paso cuando se encontraron las dos lamiendo mi pico y la lengua de Mery toco la de Paula; se besaron y Mery comenzó a pajearme y Paula la pajeaba a ella. Luego Paula comenzó a besar los pechos de Mery y Mery giro su cabeza para seguir chupando mi herramienta. Paula bajo, le quitó el colaless y comenzó a mamar y besar toda la concha de Mery que no soltaba mi pico ni para respirar, sus temblores tan ricos comenzaron otra vez, ella estaba en un orgasmo tan delicioso como sonoro gemía con su boca llena de pene y su zorra con la boca de Paula, Mery estaba extasiada, Paula se levanta y me mira a los ojos diciéndome… quiero que me penetres… esas fueron órdenes para mí que yo obedecí al instante; ella apoyo sus manos en la banca y levantando su cola dejo al descubierto su zorrita, que no estaba depilada, pero que igual se veía bien rosadita y apetitosa y un agujerito anal que parecía que aún era virgen… no espere más y comencé a penetrarla, Mery ya algo repuesta, no se quedó quieta, se arrodillo en la banca dejando su conchita bañada en jugos a la altura de la boca de Paula, la que entendió el mensaje de inmediato y comenzó a lamerla.

No sé cuánto rato había pasado ya, lo que si sabía es que ese agujerito anal que tenía al frente gritaba porque lo abrieran y no espere más… mientras ellas seguían en lo suyo, yo me humedecí un dedo con saliva y mientras bombeaba en la concha de Paula, le comencé a meter el dedito con saliva en el ano de Pula, ella por un momento saco su cara de la concha de Mery y me miro con cara de ¡por fin!… y me guiño un ojo, luego volvió su cara otra vez a la zorra de Mery y siguió. Eso para mí fue el permiso que esperaba y saque mi dedo y lo metí en mi boca otra vez para volver a humedecerlo, mientras yo seguía bombeando, después de un rato metí dos dedos y vi que eso le dolió un poco, pero poco a poco fue dilatando, cuando por fin logre meter el tercero supe que ya estaba lista. A todo esto, Mery seguía con su concha en la boca de Paula, pero ahora ella se había recostado en la banca y Paula agachaba su cabeza y descansaba sus brazos con los codos en la banca, dejando así su culo más levantado.

Comencé a meter lentamente mi pico por su culo y ella saco su cara de la concha de Mery y dio un grito de dolor y apretó sus dientes con fuerza, pero en lugar de correrse o salir, ella empujo su culo contra mi pico y lo enterró de un golpe dentro de su ano… grito como loca, yo creo que ahora si nos escuchaban los vecinos, pero ella siguió moviéndose sola, yo me quede quieto ella se enterraba mi pico en su culo, cada vez más rápido y su cara de dolor iba cambiando en una de placer, después volvió a meter su cara en la concha de Mery. Seguí bombeando en el culo de Paula solo se sentían gemidos y el pash, plash, plash que hacia mi pelvis cuando chocaba con las nalgas de Paula… yo ya no aguantaba más y se los hice saber… Mery con una voz de ultratumba dijo… Paula, es toda tuya la leche de él, yo ya no puedo moverme, claro Mery tenia contados almenos seis o siete orgasmos explosivos provocados por la lamida de Paula. Paula se saca mi pico y lo comienza a mamar y a pajear de forma desenfrenada, como queriendo que saliera ya todo el semen, lo que consiguió después de pocos segundos así… mi semen caliente inundo su boca y ella comenzó a tragar como si se tratara de un exquisito manjar.

Yo me senté a un costado de Mery, que ya estaba durmiendo y Paula se sentó a mi otro lado y comenzó a besarme. Me sonrió y me dijo: me has desvirginado el culo y me ha gustado mucho… espero que no sea la última vez. Paula se levanta y se va caminando desnuda, contorneando su figura y entra en la casa, no sin antes mirar a tras y lanzarme un beso…

Lindo relato, esperamos tengas mas y los compartas con toda la comunidad. Visiten la sección RELATOS PORNO Y compartan sus experiencias sexuales !!!

Ver Relato porno: “Otra historia de Mery y yo (en la casa de su tía)” (HD)
PornoPendejas.com

Videos Pornos Relacionados:

No Lo Puedo Evitar, Mi Vecina Me Vuelve Loco (Sexo)

Video Porno de: colegiala

noviembre 21st, 2014 >> Vecinas

Videos Maduras: No Lo Puedo Evitar, Mi Vecina Me Vuelve Loco Porno (HD)


Categorias: Vecinas

Twittear
!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?’http':’https';if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+'://platform.twitter.com/widgets.js';fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, ‘script’, ‘twitter-wjs’);

Publicado el 21/11/2014 – Duracion: 03:47 – 4.546 visitas – Categoria: Vecinas
Cuando me enseño el video erótico que había grabado para una agencia de publicidad no sabía donde meterme, mientras estaba viendo el video la polla se me iba inflando de una manera y joder, pensé que me iba a ver empalmado jejeje, pero también pensé que un video erótico así no se lo enseñas a alguien a quien no te quieres follar.
Etiquetas: culazo, pezones, vecina sexy, video erotico, vimeo

32:15

Para los años que tiene la abuela, que polvo !!

17/03/2014 – 357.972 visitas

13:57

Conserva ese cuerpazo de milf follando

12/07/2014 – 97.414 visitas

05:00

Comparte a su mujer con un negro de buen rabo

8/09/2014 – 76.919 visitas

01:29

Mi marido folla con otra delante de mi

19/08/2014 – 192.846 visitas

05:02

Su marido le da permiso para follar con otro

10/05/2014 – 123.650 visitas

10:46

Invita a su amiga a un trío juntas

10/09/2014 – 108.615 visitas

Videos Pornos Relacionados:

Relato Porno:”¿Hasta qué hora juegan al domino?”

Video Porno de: Porno

abril 2nd, 2013 >> Amateurs, Porno

¿Hasta qué hora juegan domino?

Hola, les voy a contar la historia de cómo lo hice por primera vez y donde fue.

Todo comenzó en una fiesta en el instituto donde estudiábamos ambos, estudiábamos para ser paramédicos y esta era la fiesta de despedida. A ella a quien llamaré “Mery”, la conocí ahí, no éramos buenos amigos, solo nos juntábamos en los recreos y cuando salíamos del instituto, pero uno de hombre siempre anda con la malicia… ¿o no?… ella era bajita, pero de piernas bien largas para su tamaño, su cabello le llegaba hasta la cintura, sus pechos eran pequeños pero firmes y apretaditos como si fueran dos naranjas duritas, su culo era redondito y prominente, unos labios carnosos y unos ojos que decían “estoy caliente”, bueno eso último tal vez me lo imaginaba yo.

Fuimos juntos a la fiesta, porque si bien no éramos pololos, éramos amigos y compañeros, pero cuando la vi llegar con ese vestido… era negro, ajustado al cuerpo, tan pegadito que se podían distinguir perfectamente cada contorno de su cuerpo… incluso por su escote, que era bien generoso para los califas que fueron a esa fiesta, me incluyo, se veía por el que no llevaba sostén y lo confirmaban los pezones que se dibujaban por debajo de esa ajustada tela. Esta demás decir que se me paro en el acto, me costaba disimular mi erección ya que se me ocurrió la genial idea de ir sin ropa interior, lo tenía tan duro que podía sentir mis palpitaciones en él. Todo ocurrió con algo de normalidad, si no fuera por mi erección y que no podía sacarle la vista de encima de sus pequeños pero deliciosos pechos y estoy seguro de que ella lo noto. También noto mi herramienta dura cuando ¡por fin sonó un lento! Me apegue a ella y mis manos disimuladamente comenzaron a tocarla, ya no aguantaba más, tuve que ir al baño y me pajie… estaba tan caliente que no tarde más de veinte segundos en acabar. Cuando Salí del baño me pidió que la llevara de vuelta a su casa (en locomoción colectiva, aun no tenía mi propio vehículo) y yo la lleve.
Cuando llegamos ya eran como las 02:30 am y en su casa estaba su papá, su mamá y sus hermanos mayores jugando domino. Me invitaron a jugar y a tomar una piscola a lo que accedí. Poco a poco se fueron a acostar solo quedábamos Mery, su papá y yo, cuando le gane tres veces seguidas me dijo, bueno yo me voy a acostar, se levantó se despidió y se metió en su pieza, pieza que tenía su puerta frente a nosotros a dos metros de donde estábamos sentados. Mire a Mery y ella me pregunto que si me quería quedar (dentro de mi casi le pego, ya eran más de las 4 am y a esa hora donde encontraría locomoción, ya que yo no tenía vehículo), si le dije y ella sonrió.

Me ofreció otra piscola, el número de esta no lo sé ya me había tomado varias, ya estaba hablando algo traposo; cuando se levanta del sillón para servirme la piscola se le quedo enrollado el vestido y pude ver por primera vez su culo ya que usaba un colaless blanco que resaltaba en la penumbra de el living, camino así, no se dio cuenta. Yo sentía como otra vez mi pene luchaba por salir de su encierro. Cuando vuelve a mi lado se sienta en el mismo sillón donde yo estaba y se acerca a mí, me pasa la copa y me dice con una voz suave y llena de malicia… “por fin solos”… mi corazón comenzó a latir tan rápido que no puedo describir lo que sentí. Me tome al seco la piscola y deje el vaso en la mesa de centro. Ella se inclinó y me beso los labios, yo los tenia adormecidos, pero igual los pude sentir húmedos y con un sabor al trago que bebíamos, su lengua jugueteaba por toda mi boca, como buscando algo, se movía habida mente, tal vez ella tenía experiencia, para mi esta era la primera vez en todo. Coloque mi mano derecha en su pierna y comencé a subirla lentamente, sentí que ya no tenía las medias con que estuvo en la fiesta, sus piernas estaban tan suaves y calientes… Hera tanta la excitación… que se me olvido por completo que sus padres estaban detrás de esa puerta a menos de tres metros de distancia, su lengua salió de mi boca y busco mi lóbulo de la oreja y comenzó a jugar allí. Para ese momento mi mano derecha ya había llegado hasta su culo el cual estaba helado… (no sé porque las mujeres pueden estar muy calientes pero su culo igual lo tienen helado…), bueno yo acariciaba su culo y con mi otra mano me había aventurado a sacar sus tetas por su escote y comencé a besar su mejilla, su cuello sus hombros y mientras más bajaba mi corazón más rápido latía, pensaba que me iba a dar un paro cardiaco, pero seguí y bese los bordes de sus pecho y suavemente y despacio iba con mi lengua jugueteando por toda su teta, tan durita… cuando mi lengua llego a su pezón ella tembló y note que su rostro estaba de un color rojo y ella sudaba, con ese temblor llego también un gemido el que me éxito aún más y fue el que me dio permiso para seguir.

Como pude le saque el vestido y allí la vi frente a mi desnuda solo la cubría un pequeño colaless el que ella misma se sacó lentamente dándome la espalda y agachándose, dejándome ver toda su depilada zorrita y el agujero que me quitaba el sueño… fue un sueño. Se gira y me desabrocha el pantalón, lo baja y descubre que estoy sin ropa interior y se ríe de forma maliciosa, pero cuando ve como lo tengo de duro y lo rojo y amenazante que estaba se vio en sus labios un gesto de placer… sin pensarlo dos veces comenzó a chuparlo… yo ya no aguantaba más era tal la excitación que si me movía solo un poco acabaría y yo no quería eso, me estaba retorciendo por contener mi eyaculación cuando ella pareció notarlo y me dijo: será mejor que acabes, para que después sigamos en lo nuestro, yo le dije bueno sal un momento y déjame acabar en un papel… ella me dijo ¡¡NO!!, como vas a desperdiciar tu lechita de esa forma…. Dámela la quiero probar a ver que sabor tiene… dijo eso sonriendo… y yo no pude aguantar más y me salió un chorro de semen tan abundante que creía que su boca se iba a llenar, pero no, nunca se iba a llenar ya que se lo tragaba a medida que iba saliendo y exclamaba ¡que rico!, ¡que rico!… no desperdicio ni una gota, no conforme con haberse comido todo mi semen, siguió chupando. Sentía un dolor raro cuando ella chupaba después de yo haber acabado, pero era un dolor placentero. Mágicamente mi pene se volvía a parar y a estar en las mismas condiciones de hace un rato y ella exclama: por fin tu pico lo voy a probar en mi zorra… me arrojo de espaldas sobre el sillón de tres cuerpos y allí se clavó ella misma y comenzó a cabalgar tan desenfrenada que el ruido que metía la humedad de nuestros cuerpos podría haber despertado a todos, pero a esa altura yo no la podía parar, la avalancha de sensaciones que yo sentía en ese instante era indescriptible, sentía como a ella el sudor le recorría toda su espalda hasta terminar metido en la raya de su culo… comenzó a moverse más rápido… arrugo su rostro e hizo un gesto algo extraño, todo esto acompañado de un temblor en todo su cuerpo y comienzo a sentir más húmedo donde nuestros sexos se unían… gemía de placer, bajo el ritmo de su montura y luego se bajó de mi… hizo que me pusiera de pie, ella me da su espalda y se agacha mira hacia atrás, donde estaba yo y me dijo: qué esperas que no me lo metes por el culo… de seguro yo estaba muerto y había llegado al paraíso mi sueño hecho realidad y todo en la misma noche…
Me acerque a su trasero tan mojado que parecía que se hubiera salido de una piscina, le acaricio su orificio anal, mientras me mojo un dedo con saliva y se lo meto por el ano… otra vez ella gime y me dice: ahora dos… a lo que yo obediente hice lo mismo, pero esta vez con dos dedos, ella vuelve a hablar para decirme esta vez: con tres… con tres… yo rápidamente le hago caso y ella comenzó otra vez a temblar… no deje que pararan sus temblores y le clave mi pene por su culo no fue necesario dilatar más entro de un todo hasta el fondo… todo mi pene dentro hasta los testículos, sentía que saldría por su boca, pero ella me decía: ¡¡sigue!!… ¡¡sigue!!… no te atrevas a detenerte… yo estaba tan caliente que pronto acabaría otra vez (a cada rato miraba la puerta de la habitación de sus padres y pensaba a qué hora salen y nos descubren…) otra vez sentí sus temblores y esta vez me dijo: ya ahora quiero tu lechita calentita se sacó mi pene del culo y se lo puso en la boca y comenzó a chupar al mismo tiempo que me pajeaba… un sueño… eso era, un sueño, otra vez acabe en su boca y se tragó hasta la última gota y seguía lamiendo. Mi pene me dolía de una manera que no la se describir, pero por otro lado el placer que sentía era fenomenal… ella seguía lamiendo… mi pene ya no se paró más por lo que ella comenzó a darme un beso negro, que no sé qué me causo, pero ella era experta otra vez se paró mi pene y lo siguió lamiendo… me pajeo tan fuerte y tan rápido que el dolor a veces era más que el placer… pero otra vez acabe en su boca… esta vez yo me solté de ella… y dije ya!!, ya está bueno… ella rio y me dijo: si ya está bueno… uff me canse dijo ella… (Claro y yo como estaba!!) fuimos al baño y nos lavamos, volvimos al living, nos vestimos y ordenamos un poco el desorden… el sueño se nos había ido, por lo que ordenamos los dominós y cuando estábamos comenzando a jugar se abre la puerta de la pieza de sus padres, sale su papá y nos ve y nos dice: ¿y ustedes hasta que hora pretenden jugar dominó?… nos quedamos mirando con Mery y una carcajada broto de los dos, su padre no entendía nada, pero bueno, esa es la historia de cómo me desvirginaron, otro día les cuento otras locuras que hicimos con Mery, espero que les haya gustado.

Escriban sus relatos y experiencias sexuales en la sección RELATOS PORNO

Ver Relato Porno:”¿Hasta qué hora juegan al domino?” (HD)
PornoPendejas.com

Videos Pornos Relacionados:

Anal Casero Grabado En Vídeo Con Su Señora (Pendejas)

Video Porno de: colegiala

octubre 30th, 2014 >> Anal

Videos Maduras: Anal Casero Grabado En Vídeo Con Su Señora Porno (HD)

 


Por si fuese poco tener el permiso de su mujer para darle por el culo con ganas, este tipo decide grabar ese momentazo en un vídeo casero. Coloca la cámara en un lugar estratégico para que no se mueva y no pierda detalle de ese polvazo, donde su esposa grita de placer cuando le met hasta el fondo su dura polla por el culo.

Videos Pornos Relacionados:

Amigas Maduras Follan Juntas En Casa (Online)

Video Porno de: colegiala

octubre 27th, 2014 >> Orgias

Videos Maduras: Amigas Maduras Follan Juntas En Casa Porno (HD)


Categorias: Orgias

Twittear
!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?’http':’https';if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+'://platform.twitter.com/widgets.js';fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, ‘script’, ‘twitter-wjs’);

Publicado el 27/10/2014 – Duracion: 05:07 – 128 visitas – Categoria: Orgias
Con los años, este par de cuarentonas parece que son más zorras aun que cuando eran jóvnes y siempre andan experimentando en el sexo todo lo posible. Hoy deciden follar juntas en casa y para ello, quedan con dos maromos muy dotados que no puede rechazar semejante oferta. Las dos cabalgan sobre sus pollas y disfrutan al verse mutuamente teniendo sexo duro.
Etiquetas: milfs tetonas, pollas negras, sexo en grupo, tetonas zorras

05:02

Su marido le da permiso para follar con otro

22/04/2014 – 134.970 visitas

08:55

Mi sobrino logra arreglarme la televisión

27/03/2014 – 482.125 visitas

26:44

Jugando con el ano de mi madrastra

19/02/2014 – 119.368 visitas

06:06

El amigo de mi marido me destroza a pollazos

20/06/2014 – 150.522 visitas

31:04

La secretaria tetona se deja encular por el jefe

15/08/2014 – 202.855 visitas

58:34

Masturbando el maduro coño de la abuela

21/04/2014 – 137.973 visitas

Videos Pornos Relacionados: