Me follaron dos hombres en Relatos eroticos de Infidelidad

Quiero Descargar: Me follaron dos hombres en Relatos eroticos de Infidelidad

» Relato Erotico: Me follaron dos hombres en Relatos eroticos de Infidelidad

Bueno antes que nada quiero agradecer por todos los comentarios. Y correos sobre mis dos anteriores relatos.

No soy buena en las descripciones pero bueno, yo soy de piel blanca, mido1.60, de complexión mediana (no gorda, no delgada), tetas firmes 36 b, de pezones chicos, y de muy buenas nalgas paraditas, duritas y muy ricas a decir de quienes las han podido conocer ;)

Este doble encuentro fue producto de mis búsquedas en la página.de citas que mencioné antes.

De los muchos con los que hablaba sobre que fueran mis amantes uno, Juanpa, me mando fotos diciendo que tenía una verga muy gruesa… Sinceramente en la foto no lo pude apreciar, pero igual quedamos de vernos en centro sur a las 9am.

Uno o dos días después, me contacto otro diciendo que el por su trabajo podía sólo el sábado, le dije que estaba bien y quedamos de vernos a las 12 del día.

Mi marido estaba muy nervioso pues el nervio sería doble, ese sábado me iba a compartir no con uno, sino con dos, y aunque no fueran al mismo tiempo, sería un paso muy importante en nuestro acuerdo.

Yo me sentía rara, pocas veces había estado sexualmente con dos hombres distintos en el mismo día, y sólo una vez había estado con uno (que era un hombre casado con el que andaba) y saliendo de con este me había ido con otro (que era mi novio de aquel entonces)?

El caso es que me sentía nerviosa pero ansiosa por ese doble encuentro.

El día llegó y me vestí con una falda negra muy pegadita que no dejaba mucho a la imaginación y una blusa roja y mis tacones negros.

Llegue al lugar del encuentro, mi marido me acompañó pero se quedó lejos de mi como si no me conociera, salude a Juanpa y el me llevó hasta su coche, mi corazón latía a mil y me dijo que me veía muy buena.

Mi marido paso aún lado del coche como si fuera cualquier persona pero discretamente me levantó el pulgar en señal de aprobación y deseándome suerte.

Fuimos a un motel que esta al lado de centro sur, el Marrakech, me pregunto si lo que hacia era venganza a mi marido, le dije que no, que simplemente me gusta el sexo y quería salir de la rutina haciéndolo con otros (el no sabía que tengo permiso de mi marido).

Me pregunto de una manera muy retadora que si no quería saber por que lo hacía el, mentí y respondí que si, aunque sinceramente no me importaba mucho. Me dijo que su esposa no lo complacía sexualmente y que a veces mejor le decía que fuera con otras que ella no quería sexo con el después entendería el porque.

El es mucho mayor que yo, creo me dijo tener 42 o 44 años, alto, trigueño, entre fornido y con sobrepeso, muy serio.

Llegamos a la habitación y me empezó a besar, luego empezó tocarme las nalgas y luego las tetas. Yo empecé a tocarle el paquete ¡y cuál sería mi sorpresa al sentir algo tan grande!

Me asusté de verdad al imaginarme semejante verga dentro de mí, y me puse más nerviosa…

Me tumbó sobre la cama y me empezó a desvestir, ya desnuda me dijo que tiene la vasectomía, yo le dije que de todos modos usará condón y saco varios, de varios sabores. Me empezó a masturbar lento y luego me empezó a meter sus dedos, debo decirlo hasta entonces no me habían masturbado tan rico nunca, fue inevitable gemir y luego gritar de placer, estaba muy mojada y se escuchaban mis fluidos cada vez que me embestía con sus dedos.

Después de un rato de gritos de placer, se acostó sobre la cama y me dijo que quería que se lo mamara, así con esas palabras, ahí fue cuando me di cuenta que estaba asustada por algo que no debía, ya que la penetrada como sea, pero ¿cómo le haría para meterme todo eso en la boca? Cabe mencionar que mi boca es pequeña, y de labios gruesos por lo que sería más difícil hacerle el oral.

Agarré valor y me decidí a hacerlo lo mejor que pudiera, así que empecé a darle lengüetazos y lo agarré con mis dos manos (que también son pequeñas) trate de abrir lo más que pude mi boca y meterlo, pero sólo pude meterme la cabeza y unos pocos cms más de su verga, ni siquiera la mitad, su verga no era muy grande de largo, pero si de grosor, yo creo que debía medir unos 19 cm de grosor, mas o menos lo que la base de un vaso desechable mediano? empecé a hacerle el oral, subía y bajaba lo mas que podía, trataba de darle lengüetazos y jugar con mis manos, empezó a gemir y a decirme que lo hacia bien (me sentí aliviada jaja) y así seguí un rato, luego me acostó sobre la. Cama y se dispuso a penetrarme, yo no podía decir ni media palabra porque me dolía demasiado la mandíbula por haber abierto tanto y por tanto tiempo la boca así que lo peor ya había pasado.

Yo estaba aún muy mojada, el se puso un condón de limón y me empezó a penetrar, costo algo de trabajo pero no mucho ya que estaba aun muy mojada por la masturbada que me dio, y me lo empezó a hacer, totalmente x, ni hablaba, ni gemía, era como si lo hiciera por hacerme el favor y de mala gana, y ahí se me bajo la excitación, se dio cuenta y empezó a subir el ritmo, me hizo venir una vez y se salió sin haber terminado el.

Se recostó y se quedó callado, luego empezó a preguntarme sobre en que trabajaba, en donde vivía, en ese entonces yo vivía por el centro y me dijo que el seguido andaba por ahí, me platico de sus hijas de su esposa pero a pesar de la platica seguía con una actitud fea, muy arrogante y déspota, tomó otro condón y se puso sobre mi, volvió a penetrarme pero yo estaba fría, empezó a hacerlo fuerte y logró después de un rato que me viniera y volvió a salirse sin terminar. Se recostó y empezó a masturbarse hasta que se vino. No comenté nada pero no pude evitar que me cayera mal, ¿con esa actitud cogía siempre? Si era así, por eso su esposa no quería nada. Ahora la comprendo.

Después de eso le dije que me tenia que ir, normalmente en mis encuentros duro 2 horas, pero en esta ocasión a penas había pasado un poco mas de una hora, me dejó en la plaza, me retoque el maquillaje y platique por whatsapp con mi marido sobre que disfruté mucho la masturbada más no la cogida y no por que fuera tan malo, sino por su actitud.

De con Juanpa, Salí un poco antes de las 10:30am así que faltaba más de 1 Hora para mi siguiente encuentro un poco antes de las 12 me fui a donde me vería con Julio quien sería mi siguiente amante.

Quedamos de vernos afuera del Chedraui del Tesoro, (como a unos 10 minutos de centro sur) llego tarde, me dijo que había mucho trafico por Colon, le dije que lo esperaba un rato, me dio señas de cómo era su coche y como iba vestido, yo le avise a mi marido todos esos datos y como a las 12:30 llego.

Alto, moreno claro, cabello corto, perfumado y bien arreglado, de cuerpo atlético, le avise a mi marido por mensaje que ya había llegado que en un rato mas le diría a que motel iríamos.

Julio tampoco sabia que mi marido sabia de nuestro encuentro, me pregunto que si le avisaba a alguien, le dije que si, a una amiga solo por seguridad, me dijo que no tuviera pendiente, que el no tenia malas intenciones, que antes había sido militar, y que ahora se dedicaba a la seguridad privada.

Lo sentí algo nervioso, muy jovial y amable, me dijo que si quería ir primero a comer o a tomar algo, le dije que no que fuéramos directo al motel (por mi acuerdo no puedo aceptar otras invitaciones como a comer o a bares y cafés, tampoco puedo aceptar dinero ni regalos).

Me dijo que a que motel quería ir, como íbamos por colon hacia periférico le dije que podíamos ir al del Mante, pero no pudimos dar vuelta hacia allá por el carril en el que íbamos y fuimos hacia el otro lado, se nos paso el Marrakech y los de mas adelante son como de mala muerte y no llegamos, creo que estaba muy nervioso, acabo dándome una vueltota por el Álamo y acabamos otra vez en Colon, en el Motel Villa Las Fuentes, unas cuadras antes de donde nos vimos jaja? sinceramente yo no quería llegar ahí por que entonces trabajaba ahí un conocido y si me veía me iba a preguntar el porque iba con alguien que no es mi marido, pero por suerte no estaba.

Llegamos a la habitación, muy bonita por cierto, el cerro las cortinas, prendió la TV y la puso en un canal porno, y me abrazo muy fuerte, me dijo que era hermosa y me empezó a besar muy apasionadamente, me mordía muy fuerte el labio inferior y lo jalaba con sus labios.

Empezó a subirme la falda, sin dejar de besarlo me empecé a quitar los zapatos, el me tocaba y masajeaba las nalgas, me dijo que estaba riquísima, que a pesar de las fotos no me imagino tan buena, luego me abrió la blusa (que era de botones) hizo a un lado el brasier y empezó a chuparme las tetas de una manera increíble, me quito la falda y la blusa, el se quito toda la ropa solo se quedo en bóxers, el se sentó en la cama y me miro de pie en ropa interior, hizo un gesto de impresión y volvió a repetir que estaba riquísima.

Me abrazo y jalo hacia el, me desabrocho mi brasier sin dejar de besarme y me quito la tanga negra que llevaba puesta.

Me recostó sobre la cama y me abrió las piernas, vio mi puchita depilada y se saboreo e hizo un gesto que dejaba ver su excitación, me dijo que estaba antojable, le pregunte que para que y me respondió que para comérsela a besos y a penas termino de decir esto clavo su cara en mi puchita y empezó a hacerme un oral, sentía su lengua moveré y lamerme tan rápido y todo, luego hizo énfasis en mi clítoris haciéndome vibrar, fue inevitable, empecé a gemir y a moverme hacia arriba y hacia abajo como si me estuviera cogiendo.

Después de un rato estaba muy mojada, y no por su saliva, sino por como me hizo mojarme con ese riquísimo oral que me estaba haciendo, me hizo venirme una vez y de la excitación tan grande que tenia yo en un impulso lo quite y lo voltee poniéndolo boca arriba, le quite rápido el bóxer y empecé a regresarle el favor, empecé a chuparle la verga que estaba muy erecta, era grande, no muy gruesa pero no delgada, y con una curva singular, era como media C que apuntaba hacia su ombligo, se le marcaban mucho las venas (cosa que me encanta en las vergas) la metí en mi boca, que con la excitación y el deseo que había logrado que tuviera hacia el, se me olvido que me dolía por el oral que había hecho antes.

Empecé a subir y bajar con mi boca, succionaba su verga con muchas ganas, me encanto como empezó a gemir y a decir que hago unos orales fantásticos, le tocaba los testículos mientras se lo chupaba con tanta ansiedad, le daba lengüetazos y cuando yo ya estaba muy caliente y el también me quite y el se puso condón, me monte sobre el y le puse mis tetas en la cara, empecé a moverme despacio sintiendo su verga hasta adentro de mi vagina, el tomo mis tetas en sus manos y luego empezó a lamerlas rápidamente, hay varias cosas que me excitan demasiado, y una de ellas es que me estén cogiendo y que me besen y succionen al mismo tiempo las tetas.

Lentamente comencé a subir la intensidad de mi cogida hasta que lo estaba cogiendo con tanta fuerza que el empezó a gemir cas a gritar de placer, decía que era fantástica, que cogía riquísimo, que estaba hermosa, dijo que si no paraba se iba a venir, y yo seguí.

Casi cuando se iba a venir me quito y me volteo, poniéndome a gatas, yo estaba muy pero muy caliente, y me pareció de lujo que me diera a gatas ya que es una de mis posiciones favoritas.

Me empezó a dar despacio y dentro de poco subió demasiado la intensidad, me hizo venir una, dos tres veces y después me puso de lado, el seguía de rodillas y me empezó a coger así, sentía riquísimo, me hizo venir mas veces, el estaba sudando, después de un rato me volteo y me puso boca arriba, me empezó a coger así, el estaba muy caliente y no paraba de decir que disfrutaba mucho cogerme, después de un rato de meter y sacar con tanta intensidad su verga de mi cosita me dijo que pronto se vendría, fue entonces cuando saque fuerzas, quien sabe de donde, y empecé a moverme cargando todo su peso, subía y bajaba, el simplemente se volvió loco de placer con mis movimientos y termino viniéndose de una manera ruidosa y con un largo gemido de placer tanto de el como mío.

Se acostó a un lado mío y se me quedo viendo, tenia cara de exhausto, me dijo que cogía me maravilla y que además era hermosa. Le dije riendo que si volvía a decir eso me lo iba a creer, y lo volvió a decir. Nos reímos y mientras retomábamos fuerzas me conto de su vida, que era divorciado, de sus hijos, de su trabajo.

Luego de un merecido descanso, se metió a bañar y yo me empecé a cambiar, me temblaban las piernas, le avise a mi marido y me dijo que el me recogía en la estación Patria del tren, Julio me dejo en la estación patria del tren, y cruce la calle, mi marido me beso y me empezó a preguntar algunas cosas, le empecé a platicar y ya que llegamos a la casa me llevo directo a la cama, me recosté y empezó a verme, se sorprendió ya que tenia mi cosita muy hinchada y rosada, lo cual probaba que me habían dado unas buenas cogidas. Entonces mi marido tomo la cámara fotográfica y me tomo fotos de mi cosita toda rosada.

Le hice un oral, le platique de la masturbada que me dio Juanpa, y después me cogió varias veces preguntando mas detalles de mis dos encuentros de ese día.

Quiero Separador

Quiero Separador

» VER INTERPRETACION (HD): Me follaron dos hombres en Relatos eroticos de Infidelidad

Videos Pornos Relacionados:

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *